De márketing móvil a movilidad

De márketing móvil a movilidad De márketing móvil a movilidad

Mucho ha cambiado nuestro comportamiento con el móvil en los últimos tiempos. Si hace solo diez años lo considerábamos como un teléfono inalámbrico de mayor alcance que el que teníamos en casa, hoy lo vemos como nuestra cámara, nuestro periódico, nuestro reproductor de música, nuestro centro de mensajería y nuestra videoconsola portátil, entre muchas cosas más. Diez años después, el móvil no solo ha cambiado su forma, y la forma en que lo percibimos, sino también la manera en que nosotros nos comportamos gracias a él.

Hoy en día "somos lo que compartimos", cuando antes "éramos lo que teníamos". Ya han pasado 10 años, sí, pero las marcas continúan igual: muchas se refieren al móvil, pero pocas a la movilidad. Todavía tienen que dejar de "hablarles" a sus consumidores para pasar a "conectar" con ellos, a aprender de ellos y a entender que el mensaje no es el protagonista, sino que el protagonista es el comprador. Para ello, el móvil puede servir tanto como canal de comunicación como de herramienta de interacción. Empleando un símil: el móvil no es solo el "micrófono", sino el escenario de un "concierto" entre marcas y consumidores. Si hablamos de lo que la tecnología nos permite, podríamos referirnos a muchas cuestiones, pero si nos enfocamos a las herramientas más efectivas del márketing móvil, podríamos hablar de cinco conceptos: mensajería, web móvil, proximidad y localización, códigos bidimensionales o reconocimiento de imágenes y, por último, aplicaciones (apps). MENSAJERÍA: EL MÓVIL COMO CANAL DE COMUNICACIÓN La mensajería es el canal más utilizado por su nivel de penetración, pero eso no quiere decir que sea el más efectivo. En mensajería podríamos destacar tres canales, unos con mayor penetración que otros:

? SMS (short message service). Sin duda, es el mejor y más universal canal de comunicación, pero presenta una alta tasa de rechazo si el permiso, el contenido/ mensaje y el momento no son los adecuados. Porque, por ejemplo, hay que entender que una base de datos de la cual no disponemos permiso para poder enviar mensajes supone un punto crucial a tener en cuenta, no solo desde el punto de vista de la legalidad, sino desde el punto de vista de la efectividad. Y en lo que se refiere al contenido o mensaje, este nos ha de permitir incentivar una acción en el consumidor, pero solo lo lograremos conociendo mejor que nadie a nuestro comprador y sabiendo cómo este reacciona a nuestras comunicaciones.

...