Editorial

Editorial Editorial

Las personas, el capital fundamental de la empresa
En un mundo donde la innovación es fundamental y la duración temporal de las ventajas competitivas es escasa, existe un valor diferencial irrepetible que marca la diferencia y hace inimitables y únicas a las empresas: nada más y nada menos que las personas que las integran.
Las organizaciones son la suma de aquellos individuos que le otorgan su personalidad y definen su carácter como entidad. Las personas son el alma, la cabeza y las manos de la empresa. Por este motivo, son su recurso más valioso, aquel al que es necesario cuidar, valorar, motivar y poner en el centro de la estrategia y de la visión, pues solo con personas comprometidas e implicadas existe futuro.