El futuro de las empresas depende de su atractivo para los trabajadores

Colaboración

El futuro de las empresas depende de su atractivo para los trabajadores El futuro de las empresas depende de su atractivo para los trabajadores

Qué factores influyen en la decisión de un trabajador a la hora de elegir una u otra empresa donde trabajar? Los procesos de selección resultan cada día más complejos. Sin embargo, en España aún faltan determinados puestos sin cubrir. Unos 73.000, concretamente, lo que refleja el elevado desequilibrio entre oferta y demanda laboral.

Nos situamos en un marco de actuación con una competitividad muy elevada, donde las empresas se mantienen en una lucha constante para contratar a los trabajadores de mayor talento, aquellos que representan la verdadera ventaja competitiva de una organización. Además, ya no sólo se compite con compañías del entorno, sino que empresas extranjeras o de diversos sectores productivos también representan una amenaza.

Randstad, a través del informe anual Employer Branding, que se realiza en 23 países con más de 200.000 encuestas, analiza los factores que llevan a un profesional a decantarse por una empresa. Según este estudio, la remuneración salarial escala dos posiciones en esta edición, y se sitúa como el factor más importante para elegir una compañía donde trabajar, en detrimento de la seguridad laboral y las perspectivas de futuro, que caen a la segunda y tercera posición, respectivamente.

También cobra importancia la conciliación entre trabajo y vida privada, un elemento año a año cada vez más importante en todos los grupos. Otro aspecto a tener en cuenta es qué tipo de rasgos se buscan en un empleador, donde destacan la honradez, la fiabilidad y la sinceridad. Los trabajadores buscan jefes íntegros y que les ofrezcan una gran seguridad. La mejora de las cifras de desempleo y la dinamización del mercado laboral provocará un éxodo de profesionales hacia nuevos puestos disponibles. Las empresas deben afrontar este cambio y aprovechar la ocasión para posicionarse como una compañía de referencia en su ámbito de actividad, que tenga capacidad de atraer el talento disponible. La manera más efectiva es desarrollar nuevas políticas de Employer Branding para aumentar su atractivo, un valor añadido que le diferencie del resto. De ello dependerá el éxito, o el fracaso, de la empresa.