El ‘renting’, o cómo hacer más rentable tu negocio

El ‘renting’, o cómo hacer más rentable tu negocio El ‘renting’, o cómo hacer más rentable tu negocio

MO

Manuel Orejas

Business & Technology (Núm. 29) · Finanzas

Hoy en día sigue habiendo quienes piensan que el renting es un mero alquiler de coches, pero lo cierto es que estamos ante una industria de servicios con una oferta completa de prestaciones relacionadas con la movilidad y adaptada minuciosamente a las circunstancias concretas de cada una de las empresas. Es cierto que la movilidad sin coche no puede entenderse, pero movilidad es, fundamentalmente, servicios. De esta forma, el renting es un “todo incluido” que va a permitir a la empresa no solo ahorrar en términos puramente económicos, sino en términos operativos, al hacer que depure sus procesos y aumente en eficacia, capitalizando ese tiempo en su actividad. Además, estas ventajas operativas también se extienden al terreno financiero, porque el renting no solo aglutina servicios, sino también riesgos. Mediante esta fórmula, la empresa se despreocupa de cualquier imprevisto asociado al uso de sus coches y también de la rápida depreciación de sus activos. En definitiva, no tiene que preocuparse por la venta final del coche usado, sino que será la propia compañía de renting la que asuma esta operación. El renting es también una vía óptima para poder contar con mayor liquidez, ya que, al no tener que invertir en la compra de coches, las empresas no incrementan sus activos, permitiéndoles contar con más efectivo para objetivos empresariales que realmente precisen un desembolso económico. Las ventajas alcanzan el ámbito fiscal, porque, cuando hablamos de renting, hablamos de un producto financiero y de un sistema de arrendamiento; por lo que, si el empresario contempla la cuota como “gastos ordinarios de explotación económica”, es decir, si utiliza el coche únicamente para fines laborales, hablaríamos de una deducción del 100% en el Impuesto de Sociedades. Además, en este caso, el IVA soportado se considera también 100% deducible. En definitiva, podríamos decir que las ventajas fiscales, financieras y económicas de las que goza el renting como fórmula de adquisición de flotas lo convierten en el método de financiación más beneficioso y atractivo para acceder a una solución de movilidad hoy en día. EL PODER DE LA SEGMENTACIÓN Llegados a este punto, conviene profundizar en que cada tipo de empresa requiere un trato diferente y un producto distinto. Desde luego, sería un error pensar que el renting es un negocio universal que puede dar el mismo servicio a compañías con grandes flotas, usuarias históricas de este método, que a empresas con una necesidad menor de co...