Retos y oportunidades de las ventas 'on-line' Generación Ciao: cómo beneficiarse de las experiencias de los consumidores para dirigir las ventas 'on-line'

Retos y oportunidades de las ventas 'on-line' Generación Ciao: cómo beneficiarse de las experiencias de los consumidores para dirigir las ventas 'on-line' Retos y oportunidades de las ventas 'on-line' Generación Ciao: cómo beneficiarse de las experiencias de los consumidores para dirigir las ventas 'on-line'

No hace mucho tiempo que el término 2.0 llegó a nuestro vocabulario como una nueva forma de entender Internet y de generar o consumir contenidos. La red social, que es a lo que hace referencia el concepto 2.0, rápidamente transformó la forma de "convivir" con Internet y, de la noche a la mañana, los blogs, las redes sociales, los microbloggings y, en general, cualquier tipo de contenido con este principio acapararon estudios, análisis de expertos, noticias, bromas, tendencias y, lo que es más importante, la forma de hacer negocios a través de Internet.

La famosa crisis de las "punto-com", que hizo quebrar cientos de empresas y que supuso un gran golpe para el sector, fue, hasta cierto punto, positiva e incluso hasta necesaria para depurar y sentar las bases de un modelo de negocio que, hasta entonces, se sustentaba en la especulación y en cifras de usuarios un tanto irreales. Aquella experiencia demostró dos cosas: por una parte, que Internet era un ente mucho más complejo y difícil de medir en términos de audiencia de lo que se creía; y, por otra, que, si se quería hacer de Internet algo rentable, habría que crear un modelo de negocio mucho más fiable y serio que pudiera medir el retorno de inversión de las empresas. Desde el inicio, el principal enfoque de Ciao fue ayudar a los consumidores en su toma de decisión de compra a través de información relevante y ayuda de otros usuarios. La empresa Ciao no sólo sobrevivió a esta crisis, sino que, además, desde su nacimiento, en 1999, puso en práctica esta concepción social de compartir contenidos entre los usuarios de una misma comunidad on-line, la de Ciao, lo que, además de representar una información muy valiosa para cualquier empresa o fabricante, los acercaba (y acerca) directamente a sus clientes potenciales, que también están en una fase crítica de toma de decisión de compra. Básicamente, Ciao actúa como una interfaz entre las necesidades de los consumidores y las empresas relevantes que puedan solventar dichas necesidades. Los consumidores pueden buscar información sobre ciertos productos y servicios, sin ningún tipo de compromiso. En caso de que un usuario encuentre un producto o servicio en el que esté interesado, Ciao le pone en contacto con la "tienda" adecuada. De este modo, ambas partes salen beneficiadas, tanto la empresa como el consumidor. Sin embargo, hace diez años, este concepto de "vender" experiencias de otros usuarios "comunes y corrientes" no era ni tan común ni tan e...


expand_less