William Ury:\"El`no positivo´consiste en intentar tener modelos opuestos en la cabeza y lograr una solución\"

William Ury:\"El`no positivo´consiste en intentar tener modelos opuestos en la cabeza y lograr una solución\" William Ury:\"El`no positivo´consiste en intentar tener modelos opuestos en la cabeza y lograr una solución\"

Karen Christensen: Usted cree que la habilidad de decir "no" nunca ha sido tan esencial como hoy. Explíquenos esto, por favor.

William Ury: Vivimos en una era en la que nuestra "carpeta de asuntos pendientes" está siempre llena. Nunca antes habíamos tenido tantas opciones y tanta información que tratar. Como resultado de ello, la habilidad de permanecer concentrado en lo que es verdaderamente importante –nuestras prioridades personales y organizativas– y decir "sí" a éstas depende de nuestra habilidad de decir "no" a muchas otras cosas que son menos importantes. La habilidad de concentrarse en prioridades y establecer límites es quizá el desafío más importante al que nos enfrentamos hoy día, tanto para los directivos como para los individuos.

Describa la "triple trampa" en la que a menudo se cae al decir "no".

No es, para muchos de nosotros, una palabra muy difícil de decir y, como consecuencia de ello, tendemos a hacer tres cosas. En primer lugar, nos "acomodamos": decimos "sí" incluso cuando queremos (o necesitamos) decir "no". En segundo lugar, si estamos cansados y estresados, puede que cambiemos a la otra cara de la moneda: atacar. Cuando esto ocurre, decimos "no" de forma agresiva, de una manera que puede dañar relaciones importantes. En tercer lugar, a veces caemos en la evitación: no decimos "sí" o "no"; por el contrario, simplemente esperamos que el problema desaparezca, cosa que, por supuesto, no hace.

La salida a estas trampas es lo que usted llama un "no positivo". Esto suena a oxímoron: ¿cómo puede ser positiva una respuesta negativa?

Es algo así como el pensamiento integrador –intentar tener modelos opuestos en la cabeza y lograr una resolución positiva–. Un "no positivo" es de hecho un "no" que parte de un "sí": empieza con un "sí" para ti mismo, para tus valores y prioridades, para lo que es verdaderamente importante, y después avanza hacia un "no" natural, tranquilo y respetuoso. Como resultado, en lugar de acabar en un "no", de hecho, acaba en un "sí", que es una propuesta positiva que puede llevar a un acuerdo que funcione para ambas partes –o, por lo menos, a una relación más positiva–. Un "no positivo" es un concepto y una habilidad que yo creo que se necesitan intensamente. Como he indicado, realmente es un "sí/no/sí": combina los méritos del "no" –su claridad y poder– con una atención a los elementos positivos del sí".

Ante un con? icto en el lugar de tra...