Caso Pyrénées: la gestión de recursos humanos centrada en la misión

Caso Pyrénées: la gestión de recursos humanos centrada en la misión Caso Pyrénées: la gestión de recursos humanos centrada en la misión
Business Review · Recursos humanos

Desde su nombramiento en 1996 como director de Recursos Humanos del Grupo Pyrénées, Josep Manzano ha logrado transformar radicalmente la cultura empresarial de la principal locomotora económica de Andorra. Tras su llegada, Manzano, convencido de la necesidad del cambio, logró formar un equipo de personas capaz de dirigir a la compañía hacia una misión y unos valores claramente definidos. La misión y los valores de la empresa se fueron desplegando a todas las áreas de la organización, logrando con ello un alto grado de excelencia en la gestión diaria de la compañía. Para impulsar el cambio, Manzano se ha apoyado especialmente en el departamento de Recursos Humanos, cuya responsabilidad de seleccionar, formar, valorar y fidelizar a los empleados –que en Pyrénées llaman "empleables"– ha sido crucial para que la empresa contara con las personas más capacitadas y comprometidas que fuera posible. El enfoque de gestión por competencias adoptado en Pyrénées ha resultado muy eficiente a la hora de desarrollar y afianzar el talento en la organización, logrando con ello que todas las áreas de la empresa cumplan con su misión. Centrando la gestión de Recursos Humanos en la misión y los valores de la compañía, Manzano y su equipo han forjado una cultura organizativa que ha permitido al Grupo Pyrénées afrontar la actual crisis económica de un modo admirable, consolidando su liderazgo en Andorra.

LOS INICIOS DE UN GRAN NEGOCIO

En la década de 1930, la familia Pérez se instaló en Andorra. Aquel pequeño país, olvidado entre las montañas de los Pirineos, vivía frugalmente de sus recursos tradicionales, principalmente la ganadería. Sin embargo, ya se vislumbraban las semillas de un desarrollo futuro: recursos turísticos, fiscalidad ligera y gran libertad para emprender nuevos proyectos. Georges y Antoine Pérez lo supieron ver y construyeron, en una generación, un grupo que se convertiría en la locomotora económica del país y que todavía es la primera empresa integrada del Principado. Pyrénées cuenta hoy con más de 1.500 empleados y su actividad económica representa algo más del 17% del PIB andorrano. La distribución es su core business, sector en el que se encuentra Grans Magatzems Pyrénées, la parte más visible del grupo (representa casi la mitad sobre el número total de empleados y un 36,3% sobre el total de ventas). El resto de empresas opera en sectores muy diversos: automoción, restauración, comercio al por mayor, agrario, logístico y servicios...


expand_less