El desarrollo de la carrera de la mujer en la banca: reflexiones sobre el techo de cristal en el sector financiero

El desarrollo de la carrera de la mujer en la banca: reflexiones sobre el techo de cristal en el sector financiero El desarrollo de la carrera de la mujer en la banca: reflexiones sobre el techo de cristal en el sector financiero

La insuficiente representación de las mujeres en los consejos de administración de las organizaciones, así como su limitada presencia en puestos de gran responsabilidad, no es algo ajeno al mundo de la banca. Detectar cuáles son los obstáculos que encuentran las mujeres durante el desarrollo de su carrera profesional en este ámbito nos ayudará a entender la raíz de los problemas a los que se enfrentan cada día. La dificultad añadida por los procedimientos que establecen las entidades financieras para alcanzar la cúpula de poder, sumada a otros factores como puede ser la responsabilidad familiar que detentan las mujeres, suponen una parte fundamental para la comprensión de este fenómeno.

En el caso del colectivo femenino, el camino que conduce a la alta dirección suele estar lleno de dificultades, unas manifiestas y otras menos evidentes. Los muros de cemento que se interponen en su trayectoria hacia los cargos directivos son variados y en ocasiones se enlazan unos con otros. De ahí la importancia de indagar en aquellos aspectos que, a pesar de parecer casi anecdóticos, son indicativos de la situación del desarrollo de carrera de la mujer en la banca.

Asuntos como la formación, ya sea interna o externa, la ambición profesional, el tipo de liderazgo que ejerce la mujer, si su lugar de trabajo está en la central, en provincias o en una pequeña localidad, la edad, la maternidad o el grado de implicación de su pareja, son en cierta medida también determinantes a la hora de explicar los escollos que deben sortear todas aquéllas que desean llegar a los puestos más altos.

DESARROLLO PERSONAL 'VERSUS' DESARROLLO PROFESIONAL

Todavía hoy día, las mujeres se ven en la tesitura de tener que optar entre el desarrollo personal o el profesional. Intentar conciliar ambos perfiles suele suponer un coste elevado para ambos roles, con un alto precio que debe pagar la mujer que toma esta decisión. Sin embargo, también hay casos de mujeres que, a pesar de no tener hijos, tampoco han conseguido llegar a la cumbre de la organización. Por lo tanto, quizá no sea ésta la principal dificultad con la que se encuentran las mujeres en su ascenso laboral.

En el ámbito personal, es importante contar con una pareja que se implique en las tareas familiares, asumiendo las que por designación natural han ejercido hasta ahora las mujeres. Asimismo, la aceptación por parte del hombre del ascenso profesional de su compañera supone ...