Cómo aumentar un comportamiento ético en las empresas

Cómo aumentar un comportamiento ético en las empresas Cómo aumentar un comportamiento ético en las empresas

Tras el colapso en 2008 del mayor esquema Ponzi [una especie de estafa piramidal. N. del T.] del mundo, los clientes de Bernard Madoff Investment Securities perdieron unos 65.000 millones de dólares. A toro pasado, los inversores señalaron la gran alarma que debía haberse producido ante los rendimientos que ofrecía Madoff, demasiado buenos para ser verdad: eran increíblemente altos y estables, un 11% al año, sin que ningún año experimentaran una reducción, y eran sustancial y constantemente más altos que los del índice S&P 500, con una volatilidad sorprendentemente escasa.

Madoff empleaba a una pequeña empresa de auditoría de tres personas en la que tan solo había un propietario contable en activo; el otro propietario era un contable jubilado de ochenta años que vivía en Florida. Madoff era extremadamente reservado sobre su estrategia de inversión y selectivo sobre quién podía invertir en sus fondos. A pesar de estos signos, que dejaban traslucir un comportamiento fraudulento, el esquema Ponzi de Madoff no fue descubierto durante algo más de un decenio, algo que sorprendió incluso al propio Madoff. Aunque unos pocos inversores sospecharon que había sucedido algo, a muchos –incluso a los que tenían unos conocimientos amplios de finanzas– les pilló completamente por sorpresa o no supieron actuar ante las sospechas. Detrás de este escándalo había dos grupos de personas que contribuyeron al crecimiento del esquema Ponzi:

Quienes lo perpetraron, que cometieron actos poco éticos de forma absolutamente consciente, incluyendo quienes trabajaban para Madoff Investment Securities, que crearon registros fraudulentos de transacciones inexistentes. Los inversores, asesores y reguladores, que tenían la experiencia y la responsabilidad fiduciaria para detectar comportamientos fraudulentos, pero fracasaron al hacerlo. Este artículo se centrará en este último grupo, en un esfuerzo por comprender los factores que pueden ayudar a detectar comportamientos poco éticos (y a actuar en el caso de sospechas). LA ÉTICA EN EL TRABAJO: HALLAZGOS CLAVE HASTA LA FECHA

Los escándalos a gran escala, como los de Madoff, Enron y WorldCom, suelen tener algunas "manzanas podridas" en su núcleo, pero son posibles gracias a un grupo más amplio de individuos que no lo notan o no actúan, incluso cuando hay indicios notorios de delito. Esto ha hecho decidirse a los investigadores a cambiar su enfoque, pasando de examinar los actos cometidos "co...


expand_less