¿Deberían las organizaciones sin ánimo de lucro buscar beneficios?

¿Deberían las organizaciones sin ánimo de lucro buscar beneficios? ¿Deberían las organizaciones sin ánimo de lucro buscar beneficios?

El entusiasmo generalizado por los negocios, que llegó al paroxismo durante el auge de los años noventa, ha tenido un profundo impacto en las organizaciones sin ánimo de lucro y en las instituciones que las apoyan. Al igual que sus homólogos en el mundo comercial, los directivos de las organizaciones benéficas quieren que se les considere emprendedores activos en lugar de burócratas pasivos, y poner en marcha una empresa comercial de éxito es una vía directa para lograr esa finalidad.
Autor: William Foster y Jeffrey Bradach