'Digital transformation: a new blue print for HR'

'Digital transformation: a new blue print for HR' 'Digital transformation: a new blue print for HR'

El nivel de calado de las conversiones digitales en las organizaciones de hoy pasa por tres niveles: en primer lugar, el e-commerce, que aporta las ventas y el servicing, y que requiere el desarrollo de capacidades digitales del canal online como canal de venta y/o de atención y servicio al cliente. En segundo lugar, el go digital, o cómo conseguir que la percepción del cliente aumente acerca de los servicios digitales que son demandados y que se logre mejorar la experiencia digital del cliente. Y, por último, el be digital, donde se trabaja qué transformaciones son necesarias en cada departamento de la compañía a nivel de procesos operativos y tecnología para conseguir que las operaciones sean cada vez más digitales. Recursos Humanos debe jugar un rol decisivo en esta transformación: acele- E rando y transformando la cultura digital, revisando el impacto digital en la estructura organizativa, roles y governance de la compañía y poniendo en marcha el proceso de reskilling, generación de nuevas capacidades e incorporación de nuevos perfiles. En paralelo, también debería trabajar en la propia agenda de RR. HH. para su proceso de digitalización, people analytics, movilidad y multicanalidad, colaboración y redes sociales y tecnología cloud, en todos sus procesos de RR. HH. "from hire to retire". La nueva organización digital debe dar respuesta a nuevas necesidades organizativas y formas de trabajo que la nueva cultura y la filosofía digital exigen: flexibilidad, teletrabajo, agilidad, conectividad, experiencia del empleado, workforce of one, transversalidad, colaboración, movilidad, democratización del talento, diversidad, "bring your own device"... Estos son los condimentos imprescindibles de los nuevos modelos organizativos digitales; sin duda, una transformación de calado, tanto interna como externa, y gestionada a velocidad de vértigo, que necesita, inexorablemente, un claro liderazgo y una decidida movilización por parte de los departamentos de Recursos Humanos. Todo un desafío.