El manejo de capacidades de Hyundai

El manejo de capacidades de Hyundai El manejo de capacidades de Hyundai

Cualquiera que busque una explicación a la estrategia de Hyundai Motor Company en el mercado de EE. UU. –la cual ha llevado a la compañía de un derrumbe casi total en las ventas, en 1998, a controlar el 5% del mercado en la actualidad– podría empezar por la tercera puerta del Veloster. Este deportivo, enfocado a menores de 35 años, se vende por un precio inicial de unos 20.000 dólares (es decir, unos 15.000 euros). Se trata de un coche peculiar, con la apariencia de un elegante e inofensivo tiburón; también cuenta con una sola puerta en el lado del conductor, pero con dos puertas a la derecha.

La tercera puerta, cuyo propósito era mejorar el acceso al asiento trasero para pasajeros o carga, fue concebida, en un principio, como una característica meramente práctica. Luego, como parte de una confrontación interna, se asignó a dos equipos de diseño –uno en el centro de diseño e ingeniería de Hyundai en Ann Arbor, Michigan; el otro, en la oficina central de Hyundai Motor America, cerca de Los Ángeles– para que desarrollaran prototipos. El equipo de Michigan propuso dos puertas en el mismo lado que se abrieran en direcciones opuestas –un diseño atractivo y etéreo–.