En defensa del consejero delegado-presidente

En defensa del consejero delegado-presidente En defensa del consejero delegado-presidente

La idea de que la separación de los cargos de consejero delegado y presidente del consejo va a proporcionar alguna ventaja a los inversores se basa en la erróneas creencia de que el gobierno de la empresa bien diseñado simplemente es un sistema para reducir los costes. Sin embargo, también hay que tener en cuenta los costes y los beneficios de dicha separación.
Autores: William T.Allen y William R. Berkley