Liderar una empresa local o una subsidiaria Distintas responsabilidades, ¿distintas agendas?

Liderar una empresa local o una subsidiaria Distintas responsabilidades, ¿distintas agendas? Liderar una empresa local o una subsidiaria Distintas responsabilidades, ¿distintas agendas?

Dentro de los muchos temas relacionados con la gestión y el gobierno de las empresas, el trabajo del "número 1", o primer ejecutivo, es uno de los que suscita un mayor interés, tanto a nivel profesional como académico y hasta popular. Es frecuente encontrar en la prensa entrevistas a los primeros ejecutivos de una 
empresa, en las cuales estos refieren su visión acerca de temas como los negocios en que se desempeñan sus empresas, cómo motivar y liderar a sus equipos o
cómo hacer negocios en el extranjero. Menos frecuente es, sin embargo, encontrar análisis semejantes enfocados a reflexionar sobre cuál es el contenido concreto
del trabajo del número 1. ¿A qué se dedican específicamente estas personas en su día de trabajo? ¿Qué es lo que ellos pueden y deben hacer que, si no lo hicieran, nadie lo haría en la empresa?

Este tema no es solamente importante por el impacto del número 1 en la vida de las organizaciones (y de las personas que dedican una parte significativa de su vida a ellas), también lo es porque bajo la etiqueta genérica de número 1 englobamos a personas que se hallan inmersas en situaciones muy distintas dentro del gobierno de la empresa. Un director general que es, a la vez, el dueño o un importante accionista de la empresa, probablemente, tendrá una visión de su trabajo distinta a la que tiene un director general contratado únicamente para ejercer dicho cargo bajo la supervisión de los accionistas (los cuales, a su vez, pueden ejercer ese rol de modo activo directamente, a través de los consejeros que los representan, o, simplemente, actuar como inversores financieros pasivos).

Adicionalmente, adjudicamos también el carácter de número 1 a un tercer colectivo, el compuesto por los directores generales de la filial local de una empresa multinacional. Siendo su campo de juego –en términos de actividades bajo su control–, habitualmente, más acotado que el de los directores generales de una empresa en su globalidad, cabe también preguntarse si esto tendrá implicaciones en su modo particular de  llevar su agenda.

El propósito de este artículo es explorar cómo conciben sus agendas los números 1 de los tres subgrupos mencionados, en qué temas el trabajo de estos se asemeja y en qué otros se diferencia. De ese modo,...