Ventas: un aprendizaje vitalicio

Ventas: un aprendizaje vitalicio Ventas: un aprendizaje vitalicio

Para ser vendedor no basta con ser inteligente, hay que tener también astucia para cerrar un acuerdo, ya que todo directivo desea que el vendedor inicie no sólo la relación con el cliente, sino que también quiere que cierre la venta. Por eso es tan importante que el director reconozca, ofrezca incentivos y compense a sus vendedores, si quiere motivarlos para que den lo mejor de sí mismos. También desde dirección debe ejercerse el papel de ¿tutor¿ del vendedor y velar por la actualización de su formación.
Autor: Elana Harris


expand_less