Adaptarse a la nueva realidad

Adaptarse a la nueva realidad Adaptarse a la nueva realidad

Hoy en día existe un

segmento creciente de
clientes que está acudiendo
a las plataformas
digitales para establecer
el primer contacto con las aseguradoras
en busca de referencias
de productos, principalmente
seguros de Autos y
Hogar. En el futuro, no serán
unos cuantos, sino la mayoría,
los que comparen producto

Esta nueva realidad, que cada
vez está mas cerca, implica
dotar de mayor transparencia
al proceso de decisión del
consumidor.
El cliente exige claridad y sencillez,
y las compañías tenemos
la obligación de ser transparentes
y simplificar nuestros
procesos, de modo que el diseño
de nuestros productos o
nuestra terminología no sean
obstáculos para que el cliente
comprenda lo que está adquiriendo.
Las aseguradoras y los
mediadores que sepan hablar
el mismo idioma que el cliente
serán los que tendrán éxito en
el futuro.
Para ello hay que adaptarse a
la realidad. Nosotros pensamos
que la venta en oficinas
puede convivir perfectamente
con el modelo de negocio directo,
y por eso se ofrece siempre
al cliente la posibilidad de
un asesoramiento personalizado,
a través de un agente.
Aun así, es el cliente quien, al
final, decide cómo se relaciona
con la compañía. Los denominados
clientes “híbridos”
(aquellos que interaccionan
con la empresa a través de diferentes
canales, según sus
necesidades) son cada vez
más numerosos, y esta situación
está empujando a las
compañías a cambiar su modelo
operativo.
La innovación es lo que marca
la diferencia en momentos de
crisis, y el sector asegurador
español está a la vanguardia
en cuanto a innovación, pero
no por ello debe dejar de trabajar
para mejorar todavía
más. Es cierto que, cuando se
habla de innovación, se tiende
a identificar este concepto
con una mejora de la eficiencia
y la rentabilidad, pero innovar
es mucho más: crear
nuevos servicios, diseñar
nuevos productos y reinventar
los procesos para mejora...