La unión bancaria, la llave para recuperar la confianza y que fluya el crédito

La unión bancaria, la llave para recuperar la confianza y que fluya el crédito La unión bancaria, la llave para recuperar la confianza y que fluya el crédito

cinco años después de la
quiebra de Lehman, la
recuperación de la economía
mundial está en
marcha. En estos años se han
logrado grandes avances. Las
entidades tienen más y mejor
capital, con unas ratios más
altas y homogéneas y mejor definidas.
Queda pendiente la
armonización del cálculo de los
activos ponderados por riesgo.
Es un punto importantísimo,
pues se han detectado diferencias
muy significativas que pueden
dificultar la comparación
de las ratios de solvencia.
La liquidez va a estar por primera
vez regulada, pero no
deben establecerse únicamente
ratios cuantitativas, ya que
pueden fijarse exigencias que
limiten la función de la banca.
La resolución de crisis es el
tercer elemento de la reforma
regulatoria, y resulta toda una
revolución. No puedo estar
más de acuerdo con el objetivo
de que los contribuyentes y las
entidades bien gestionadas no
tengan que volver a soportar
los costes de crisis financieras.
Con el objetivo de que los logros
se consoliden, quiero destacar
cuatro ideas:
– Ir mucho más allá de Basilea
III en requerimientos de capital
puede ser contraproducente: la
aportación marginal de seguridad
no compensa la caída que
supondría en el crédito.
– Convendría regular todos los
segmentos del sector financiero
que estuvieron involucrados
en la crisis, y en particular el
shadow banking.
– No hay regulación que pueda
sustituir a una rigurosa
supervisión.
– Es importante que el sector
sea rentable para ser sostenible
en el tiempo.
Para que todos los avances
permitan que fluya el crédito
hay que recuperar la confianza.
Para ello, la principal herramienta
es completar la
unión bancaria.
En una unión monetaria, los
agentes económicos y financieros
solo deben diferenciarse en
función de su riesgo, y no de su
nacionalidad. 2014 tiene que ser
el año en que se rompa definitivamente
el círculo vicioso entre
la deuda soberana y la bancaria.
En los próximos trimestr...