Alianzas con competidores: ¿durmiendo con su enemigo?

Alianzas con competidores: ¿durmiendo con su enemigo? Alianzas con competidores: ¿durmiendo con su enemigo?

Las alianzas profundas entre empresas son aquellas en las que el grado de compromiso es alto y, en consecuencia, hay mayor riesgo. Una desventaja de este tipo de alianzas es que en ocasiones los instintos competitivos se interponen entre las unidades matrices y la toma de decisiones se eterniza. En cambio, las alianzas superficiales son aquellas entre empresas que están sometidas a cambios continuos y con una perspectiva de futuro incierta. En cualquier caso, todo tipo de alianza puede encerrar una estrategia de adquisición.
Autor: Peter Killing