Aplicaciones de la filosofía de Ortega y Gasset a la empresa

Aplicaciones de la filosofía de Ortega y Gasset a la empresa Aplicaciones de la filosofía de Ortega y Gasset a la empresa

En un expositor de libros sobre gestión, un título llamó mi atención: Siente a Aristóteles en su consejo. De inmediato me vino la imagen de un filósofo con túnica blanca asesorando a un equipo de directivos encorbatados, que escuchaban atentamente los consejos e ideas de este sabio prudente del siglo iv a.C. Pero, entonces, pensé: puestos a invitar a un filósofo a nuestra empresa, ¿por qué no elegir a otro más actual, con un estilo mucho más cristalino y con una capacidad de análisis de la realidad extraordinaria que aún no ha pasado de moda? ¿No sería Ortega y Gasset un buen candidato a sustituir a Aristóteles en nuestro consejo de dirección? Por de pronto, salvaríamos la dificultad de tener que entendernos en griego clásico...

¿Merece la pena contar con Ortega y Gasset en nuestros consejos de dirección? La respuesta la encontramos en su libro La rebelión de las masas, su obra más famosa y difundida, que ningún directivo debería dejar de leer. Espero que estas líneas ayuden a comprender por qué lo que dice este filósofo interesa a la empresa.

LA FILOSOFÍA ORTEGUIANA APLICADA AL MUNDO DE LA EMPRESA

Ortega y Gasset cree que el primer y radical asunto de la razón es la vida. La piedra nace piedra y el besugo, besugo. Pero la vida humana, esta que nos toca vivir, no se nos da hecha ni prefijada. Es por ello que lo primero que a toda persona sensata le debe preocupar y ocupar es qué hacer con ella. Vivir es decidirse y la vida es ante todo futuro, proyecto y meta. "La vida que es, ante todo, lo que podemos ser, vida posible, es también, y por lo mismo, decidir entre posibilidades lo que en efecto vamos a ser. Circunstancia y decisión son dos elementos radicales de que se compone la vida". La circunstancia es el mundo con el que me encuentro (todo lo que me rodea, incluido mi cuerpo) y la realidad en la que tengo que ir decidiendo mi trayectoria vital, personal y laboral. "Vivir es –sentencia Ortega y Gasset– sentirse fatalmente forzado a ejercitar la libertad, a decidir lo que vamos a ser en este mundo".

Viktor Frankl ha popularizado la siguiente frase de Nietzsche: "Quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo". La razón de nuestra vida es dotarla de sentido, participar en un proyecto que la haga llevadera y feliz. La persona dichosa, a los ojos de Ortega y Gasset, es a la que la vida se le presenta ligera y llevadera. Al desdichado, por el contrario, la vida se le convierte en una car...