Equilibrios y toma de decisiones en las organizaciones basadas en proyectos

Equilibrios y toma de decisiones en las organizaciones basadas en proyectos Equilibrios y toma de decisiones en las organizaciones basadas en proyectos

En sectores como, por ejemplo, el de la consultoría, la publicidad, la cinematografía, el software, la arquitectura, la ingeniería y la construcción, la mayoría de las empresas individuales son organizaciones basadas en proyectos; en otras palabras, sus actividades suelen estar organizadas en función del desarrollo de proyectos dirigidos a la satisfacción de las necesidades altamente diferenciadas y personalizadas de los clientes. Estas organizaciones dependen de la ejecución de paquetes específicos orientados a las tareas de los clientes, a través de coaliciones temporales con otras organizaciones basadas en proyectos, y de la combinación innovadora de conocimientos y capacidades.

Obviamente, al igual que cualquier empresa, las organizaciones basadas en proyectos tienen que mantener una coherencia interna. No obstante, también necesitan flexibilidad para responder a las oportunidades, gestionar la carga de trabajo y asignar los recursos a diferentes proyectos. Por consiguiente, este tipo de organización, que se está volviendo cada vez más habitual en las economías desarrolladas, plantea retos específicos de liderazgo y gestión. La investigación en esta materia ha estado dominada por el examen de proyectos singulares tomados como unidades de análisis. Este artículo centra su atención en el liderazgo, la estructura y el gobierno de las organizaciones que realizan esos proyectos.

Las conclusiones expuestas se basan en más de doscientas entrevistas a gestores de proyecto y líderes empresariales llevadas a cabo en cuarenta organizaciones basadas en proyectos en ocho países (véase el cuadro 2). Se propone el concepto de "baronías" para describir las unidades organizativas que ejecutan los proyectos dentro de las organizaciones basadas en proyectos. El término surgió cuando un entrevistado afirmó que "somos los barones que dirigimos el negocio", y se planteó de nuevo en varias entrevistas y seminarios posteriores. Esta metáfora resulta adecuada porque describe entidades lideradas con frecuencia por personas poderosas que muestran los rasgos propios de los barones, asociados a un comportamiento competitivo, defensivo y emprendedor. Indica también la naturaleza política de la asignación de recursos dentro de las organizaciones basadas en proyectos.

Sin embargo, este tipo de baronías también se caracteriza por una tensión constante entre la coordinación y el control, por una parte, y la flexibilidad y la capacidad de reacción,...