'Best practices' en 'e-commerce'

El sector opina

'Best practices' en 'e-commerce' 'Best practices' en 'e-commerce'

Lo primero que es necesario entender y aceptar es que en la economía digital no existen fórmulas mágicas que garanticen el éxito en las ventas. El mercado es tan cambiante, y lo hace de forma tan rápida, que se trata mucho más de ensayar, escuchar al consumidor y aprender de él, manteniendo de forma permanente una actitud de humildad (huir de las certezas y aprender del usuario y de las tendencias más innovadoras, aunque provengan de un garaje), curiosidad (para investigar todas las novedades y no desechar sin análisis nuevas herramientas) y apuesta para poder poner en marcha innovaciones sin miedo. En ese proceso resultan esenciales dos cosas:

Estar donde el consumidor quiere que estemos, lo que lleva a interconectar todos los canales de comunicación directa con él, de manera que sea el cliente el que elija, en cada momento, qué vía desea para cada interactuación. Y hacerlo con su lenguaje, aportándole un valor que trascienda el mero intercambio comercial.

Medir. Una de la mayores ventajas que ofrece Internet es su capacidad para medirlo todo, lo cual permite a las empresas tomar decisiones basadas en los datos reales. Por eso, el trabajo analítico se ha vuelto imprescindible en todo negocio digital: porque ofrece a los negocios, sea cual sea su tamaño, la capacidad de reaccionar y corregir de forma permanente, en una búsqueda constante de la eficiencia y los resultados.

La mejor práctica en e-commerce es una mentalidad abierta, capacidad de innovación y una gestión basada en el análisis


Nacho de Pinedo

·

CEO de ISDI

expand_less