Captar el verdadero valor del 'cloud computing'

Captar el verdadero valor del 'cloud computing' Captar el verdadero valor del 'cloud computing'
Business Review (Núm. 188) · TIC

Algunas de las empresas más importantes y poderosas de TI —Microsoft, Google, IBM, SAP y Wipro Technologies— luchan por lograr posiciones en el mercado emergente del cloud computing. Un gran número de starts-ups, muchas compañías de telecomunicaciones y muchas otras empresas inesperadas –Amazon, en particular– también esperan beneficiarse de este modelo.

Los analistas estiman que en 2012 el volumen de negocios del cloud computing puede suponer entre 60 y 80 millones de dólares –o en torno al 10% del mercado global de software empresarial y servicios de TI–. A pesar de que su tasa de crecimiento de dos dígitos es un alivio bien recibido para los distribuidores en este período de desaceleración, el mercado del cloud computing se halla aún en los inicios de su ciclo de vida.

Por lo tanto, ¿el cloud computing es una gran exageración publicitaria o una verdadera oportunidad para transformar el modo en el que las TI se despliegan y se consumen dentro de una empresa? La verdad es más sutil de lo que algunos analistas y proveedores de servicios pueden sugerir. Al igual que ocurre con otras tecnologías, es fácil sobrestimar el efecto a corto plazo del cloud computing al mismo tiempo que se infravaloran sus consecuencias a largo plazo.

Similar a la disrupción que provocó la Web 2.0 en los modelos de negocio tradicionales en las industrias de entretenimiento, medios de comunicación y telecomunicaciones, el cloud computing presenta un nuevo paradigma. Extiende los conceptos de la Web 2.0 sobre arquitectura común, ancho de banda amplio y creación de comunidad alrededor de los recursos informáticos, y podría contribuir a provocar la aparición de nuevos modelos de negocio en torno a la colaboración, las redes y la información en prácticamente todos los sectores.

EL POTENCIAL DEL 'CLOUD COMPUTING'

Para explicar el potencial del cloud computing, es útil empezar con una definición. Normalmente se define como el despliegue de los recursos de TI como un servicio a través de la Web y de otras redes. Estos recursos –como potencia de procesamiento, almacenamiento, plataformas informáticas y aplicaciones– se encuentran en una situación remota respecto al usuario –o "en la nube"–, y se paga por ellas sólo según el uso.

La naturaleza de la informática cambia cuando los recursos de TI son más abundantes y se pueden desplegar de forma instantánea y económica, se pueden gestionar de forma flexible y se...