'CEO Briefing Spain 2015': el optimismo se consolida

'CEO Briefing Spain 2015': el optimismo se consolida 'CEO Briefing Spain 2015': el optimismo se consolida

Si en 2014 se empezaba a apreciar un cambio de ánimo en el entorno corporativo español, un año después, los directivos se mantienen positivos sobre la coyuntura
económica. Según el informe CEO Briefing Spain 2015, elaborado por Accenture Strategy, continúa el optimismo de los ejecutivos españoles. El informe recoge, un año más, una amplia y completa perspectiva de las previsiones que tienen los ejecutivos de todo el mundo de cara a la evolución de la economía nacional e internacional durante los siguientes doce meses y de cómo esta va a influir en las estrategias que, como directivos, tienen planificadas para este año.

En pleno clima de optimismo, moderado, pero ya consolidado, en el entono corporativo, los directivos españoles se muestran algo más positivos sobre la evolución de la economía durante el próximo año en lo referente a España, a su sector y a su propia compañía en relación con la que prevén para la economía mundial. El 68 % espera una evolución de la economía española favorable en este año 2015, muy en línea con  las previsiones de los directivos europeos y del resto del mundo sobre sus economías locales.

La confianza de los directivos españoles en las posibilidades de crecimiento de la economía de su país, como vemos, es muy similar a la reflejada por los ejecutivos de las principales empresas de toda Europa y del resto del mundo entre los que se ha realizado el informe. En cuanto a la evolución de la economía global, el 58% de los directivos españoles encuestados es optimista –mostrando una menor confianza en el potencial de crecimiento a nivel mundial, aunque sensiblemente superior a la del año anterior–, en línea con los directivos mundiales, con un 60%, pero por detrás de sus homólogos europeos, un 68% de los cuales se declara optimista de cara a 2015.

LA EMPRESA ESPAÑOLA SE DESMARCA

El entorno corporativo espera un año de crecimiento. Las diferencias notables llegan de la mano de las expectativas sobre la evolución del sector, la industria y la propia empresa, no sobre la economía. Vamos a echar un vistazo a esa diferencia de cifras centrándonos en los cuatro pilares básicos a tener en cuenta: aumento o disminución de los ingresos, aumento o disminución de los gastos, crecimiento o retroceso de los beneficios e incremento o recorte de las plantillas.

En cuanto a lo primero...