China: ¿un viaje solos, o acompañados?

China: ¿un viaje solos, o acompañados? China: ¿un viaje solos, o acompañados?

Una de las decisiones a las que se enfrenta el empresario que ha decidido establecer su negocio en la actual República Popular China es la de hacerlo "solo", en el sentido de constituir su negocio allí y empezar a operar, o bien empezar su establecimiento en compañía de un socio estratégico chino. Además, en la República Popular China, esta decisión depende también de lo establecido en su ordenamiento jurídico, según el cual, en función de la actividad, está permitido, restringido o es absolutamente libre el establecimiento de una empresa cien por cien extranjera.

Podemos decir que son tres las claves que deben estudiarse a la hora de tomar la decisión de entrar en el mercado chino. La primera y más relevante, como se acaba de señalar, es la restricción o limitación que imponga, en su caso, el ordenamiento o sistema chino; la segunda tiene que ver con el objetivo que se persiga con la inversión; y la tercera, con la red de contactos de que se disponga para llevar a cabo la inversión.

En cuanto a la primera, es importante conocer la clasificación que la legislación china hace de los sectores potenciales de destino de la inversión extranjera. Esta clasificación aparece en el Catalogo Guía para las Industrias de Inversión Extranjera en China (Catalogue for the Guidance of Foreign Invested Industries in China, última versión de 20071). Todo proyecto de inversión extranjera en la República Popular China debe encajar en una de las siguientes categorías: "fomentado", "restringido" o "prohibido".

El proyecto que no se incluya en ninguna categoría anterior será considerado proyecto permitido, sin problema alguno.

Los proyectos "fomentados" son, normalmente, los relativos a las tecnologías limpias o al uso de nuevas tecnologías. Reciben ayudas fiscales, burocráticas, etc. Los proyectos "restringidos" son aquellos a los que se imponen determinadas características para su establecimiento, como puede ser el establecimiento mediante joint venture con un socio chino, una inversión mínima en capital, etc. Suele tratarse de sectores que localmente no se han podido impulsar y se utiliza a la competencia extranjera para conseguirlo. Finalmente, los sectores "prohibidos" son aquellos en los que existen razones estratégicas o de interés nacional y en los que se prohíbe la presencia extranjera. Si bien eran mayoría hasta los años ochenta, en la actualidad son muy residuales y cada vez existen menos totalmente restringidos. Así...