Colaboración público-privada

Colaboración público-privada Colaboración público-privada

Partenariados público-privados: Una herramienta para las administraciones públicas Las definiciones sobre los PPP son varias, unas más restrictivas y otras más abiertas, pero coincidentes en el hecho de que se trata de relaciones duraderas entre el sector público y el privado para desarrollar un servicio y/o infraestructura en el que ambos comparten los riesgos y beneficios. Se ha escrito mucho alrededor de qué aspectos son claves para el éxito de este tipo de proyectos.

Entre estos, destacan: • Formación de los funcionarios públicos que intervendrán en las diferentes fases del proceso, y no solo en la fase de licitación, sino también, y fundamental, en las fases de construcción, mantenimiento y explotación. A esto añadiríamos que la formación, cómo no, debe ser extensiva al staff de la empresa privada que participa en el proyecto.

• Importancia de realizar estudios de viabilidad, incluyendo análisis coste-beneficio, value for money, y análisis de alternativas para identificar si, en cada caso, el PPP es la mejor opción, y, entre todos los modelos posibles de PPP, cuál es el más adecuado para cada proyecto.

• Identificar los riesgos existentes en el proyecto y asignar cada uno a aquella parte que mejor pueda gestionarlo. Algunos ejemplos: el riesgo de expropiación lo gestionará mejor la Administración Pública y el riesgo de construcción o mantenimiento, la empresa privada.

• Diseñar pliegos de condiciones donde se fijen los outputs, y no los inputs. Es decir, es importante señalar cuáles serán los niveles de calidad y disponibilidad de servicio que la empresa deberá proveer, y no tanto indicar exactamente los medios materiales o humanos que deberá aportar en cada momento.

• Establecer claramente los procesos que se seguirán en caso de tener que modificar el contrato, de forma que el marco quede totalmente definido, pero sin intentar fijar parámetros que puedan ser inasumibles.

Es fundamental no confundir partenariado público- privado con privatización. En la privatización, el sector público vende una infraestructura o servicio a uno privado, que pasa a ser propietario y gestor del mismo y asume todos los riesgos asociados. En los proyectos de partenariado público-privado, ambos son "socios" en el proyecto, asumiendo cada parte sus obligaciones. La Administración Pública debe velar por que se salvaguarde el interés público y se cumplan las condiciones del contrato, como supe...