Cómo dirigir equipos virtuales

Cómo dirigir equipos virtuales Cómo dirigir equipos virtuales

Los equipos son los elementos básicos de una organización: proporcionan a las empresas los medios necesarios para combinar las diferentes habilidades, talentos y perspectivas de un grupo de individuos con el fin de lograr los objetivos corporativos. En el pasado, los directivos solían ubicar en el mismo lugar a los miembros de los equipos debido a los elevados grados de interdependencia inherentes al trabajo en equipo. En los últimos años, sin embargo, ha aumentado el número de empresas que están empezando a organizar los proyectos a kilómetros de distancia, con equipos formados en cada vez mayor medida por personas que se hallan en ubicaciones geográficamente dispersas, que provienen de contextos culturales variados, que hablan idiomas distintos y que se han criado en países diferentes con sus propios sistemas de valores.

En los últimos diez años, diversos estudios han investigado las diferencias en el rendimiento entre los equipos presenciales y los equipos dispersos, dando por sentado que los miembros de estos últimos nunca se reunían en persona y que los miembros de los primeros trabajaban juntos en la misma oficina durante un proyecto. Sin embargo, la dispersión es una cuestión no sólo de grado, sino también de cualidad. La mayoría de los equipos presentan algún tipo de dispersión en alguna medida. Pueden estar separados espacialmente (desde "al otro lado del pasillo" hasta "esparcidos por todo el mundo"), estar separados temporalmente (abarcando diferentes husos horarios), ser desiguales en términos de configuración (por ejemplo, cinco miembros en una ubicación y dos en otra) y ser culturalmente diferentes. Y, tal como estudios anteriores han mostrado repetidamente, incluso el menor grado de dispersión, como trabajar en plantas diferentes en el mismo edificio, puede afectar en gran medida a la calidad de la colaboración.

En nuestro propio estudio, hemos investigado el rendimiento de 80 equipos de desarrollo de software con diferentes grados de dispersión, incluyendo algunos con miembros en ciudades, países o continentes diferentes (véase el cuadro 2). Este tipo de equipos distribuidos geográficamente se suelen denominar habitualmente equipos "virtuales", pero esa etiqueta resulta en cierto modo poco apropiada, ya que estos grupos son muy reales en lo que respecta al trabajo que pueden llegar a realizar. Descubrimos que los equipos virtuales ofrecen grandes oportunidades a pesar de los retos de gestión que plantean. De hecho,...