Cómo redefinir su negocio en momentos de incertidumbre

Cómo redefinir su negocio en momentos de incertidumbre Cómo redefinir su negocio en momentos de incertidumbre

Los deprimentes titulares que llenan la prensa especializada son tan sólo la última manifestación de una tendencia que llevaba tiempo gestándose: la intrusión de los famosos "vientos de destrucción creativa" de Schumpeter sobre lo que una vez fueron negocios relativamente estables e incluso maduros. Por desgracia, los líderes de muchas de las organizaciones maduras de hoy día no tienen la actitud o las prácticas adecuadas para ayudar a sus organizaciones a sobrevivir. Crecieron con prácticas de gestión apropiadas para una época diferente –con mayores barreras para entrar, mayores costes de transacción, menos competidores competentes, mercados en expansión y cada vez más prósperos y mucha menos información–. Sin embargo, los entornos a los que se enfrentan ahora son menos previsibles, más complicados y más volátiles.

El resultado es que muchas de las áreas centrales de negocio de muchas empresas –relacionadas con lo que pueden ser productos y servicios antiguos, aburridos, convencionales y maduros, y que todo el mundo da por sentados– se están volviendo también más inciertas. A medida que aumenta la incertidumbre, las empresas descubren que tienen que enfrentarse a lo que llamamos una elevada ratio de "incertidumbre-conocimiento". Esto es un problema porque la toma de decisiones basada en antiguos supuestos lleva por lo general a resultados desafortunados.

Los seres humanos tienden a adoptar la información que refuerza sus creencias preexistentes, al tiempo que cuestionan o rechazan la que pone en tela de juicio tales creencias. Además, muchas herramientas de gestión establecidas, como el valor actual neto, se basan en un fundamento de certidumbre asumida –que es realista prever los posibles flujos de caja futuros y descontarlos de los actuales–. En los entornos de negocio volátiles, este tipo de pensamiento ya no es práctico.

La buena noticia es que se pueden adaptar otros enfoques más adecuados de las prácticas que utilizan las empresas de éxito y en rápido crecimiento, los emprendedores y los grupos de desarrollo de nuevos negocios corporativos que siempre han tenido que desenvolverse en entornos imprevisibles, sorprendentes y con escasos recursos. En un mundo imprevisible, intentar tener razón puede llevar por mal camino a los directivos. Por consiguiente, proponemos un enfoque "orientado al descubrimiento" que hace hincapié en buscar las respuestas adecuadas y en reducir la ratio suposición- conocimiento.