Crear organizaciones diseñadas para el cambio

Crear organizaciones diseñadas para el cambio Crear organizaciones diseñadas para el cambio
Business Review · Estrategia

A medida que el ritmo de la globalización y del cambio social se acelera, los directivos están exigiendo mayor agilidad, flexibilidad e innovación por parte de sus empresas. Sin embargo, en estas peticiones se pasa por alto en gran medida el simple hecho de que las organizaciones han sido diseñadas para buscar la estabilidad y las ventajas competitivas sostenibles. De hecho, enterrada en lo más profundo de la psique de la gestión empresarial, y reforzada por décadas de teoría y práctica, se halla la idea de que la estabilidad no sólo es deseable y efectiva, sino también alcanzable.

En su libro, convertido ya en todo un clásico, The Social Psychology of Organizations, Daniel Katz y Robert L. Khan señalan: "Es posible definir el problema central de cualquier sistema social reduciendo la variabilidad y la inestabilidad de las acciones humanas a patrones uniformes y fiables". La popularidad de los esfuerzos de mejora de los procesos, desde los programas de gestión de la calidad total hasta Six Sigma, proporcionan numerosas evidencias del devorador deseo de estabilidad y previsibilidad en las organizaciones actuales. De hecho, ésas son las mismas cualidades que premian los mercados financieros.

Por consiguiente, no resulta sorprendente que la mayoría de los esfuerzos a gran escala que buscan el cambio no cumplan sus expectativas. Un problema destacado es que muchos de esos esfuerzos se han centrado básicamente en desarrollar modelos de cambio más efectivos o buscar el esfuerzo más novedoso para superar la resistencia al cambio. Sin embargo, incluso los modelos de cambio más avanzados acabarán por desplomarse cuando tienen que enfrentarse a los diseños organizacionales y las prácticas de gestión que son intrínsicamente anti-cambio.

LA IMPORTANCIA DEL DISEÑO DE LA ORGANIZACIÓN

Lo cierto es que la efectividad de las iniciativas de cambio está en gran medida determinada por el diseño organizacional, es decir, de qué modo la estructura, los procesos, los sistemas de retribución y otras características de una empresa se organizan a lo largo del tiempo para respaldarse mutuamente así como el propósito estratégico, la identidad y las capacidades de la empresa. En un mundo que está en continuo cambio, el diseño de una organización debe apoyar la idea de que la implementación y re-implementación de una estrategia es un proceso continuo. Sin embargo, una serie de características del diseño de las organizaciones tradicion...