Cuatro principios para garantizar que el trabajo híbrido sea trabajo productivo

Cuatro principios para garantizar que el trabajo híbrido sea trabajo productivo Cuatro principios para garantizar que el trabajo híbrido sea trabajo productivo

LG

Lynda Gratton

Business Review (Núm. 307) · Recursos humanos

Las organizaciones se han vuelto más flexibles en lo que se refiere a dónde y cuándo trabajan los empleados. Por ello, ahora necesitan ser más intencionales al abordar sus decisiones y las contrapartidas que estas conllevan

Los líderes y los equipos que dirigen están experimentando con nuevas maneras de trabajar, tanto a corto plazo, durante la COVID-19, como a largo plazo, de cara a un mundo pospandémico. Los ejes del trabajo están pivotando simultáneamente, tanto en términos de lugar como de tiempo, y los líderes están diseñando formas híbridas de colaboración que tienen pocos precedentes. Esto es difícil y, como sería de esperar, causa confusión. ¿Cuál es el grado de flexibilidad adecuado respecto a dónde y cuándo trabajan las personas? ¿Qué estrategias son las más efectivas? Hay CEO que creen que, en el futuro, el trabajo tendrá lugar “en cualquier sitio”, mientras que otros piden a los empleados que regresen a los espacios de la oficina central. Algunos se están adaptando a maneras flexibles de gestionar los horarios, mientras que otros exigen que su personal esté disponible de 9 a 17 h.

Para encontrar el camino correcto, los líderes deben comprender los ejes del trabajo híbrido –las ventajas y las desventajas de dónde y cuándo se trabaja– y alinearlos para que fomenten la energía, la concentración, la coordinación y la cooperación necesarias para ser productivos.

En este artículo, expondré lo que estoy viendo en la evolución de los lugares de trabajo híbridos y describiré cuatro principios emergentes: usar el espacio de la oficina para amplificar la cooperación, convertir el trabajo desde casa en una fuente de energía, aprovechar el tiempo asincrónico para potenciar la concentración y emplear el tiempo de trabajo sincrónico para tareas que requieran coordinación.

Los ejes del trabajo híbrido: el lugar y el tiempo Históricamente, el lugar de trabajo de mucha gente ha sido la oficina. Separada del espacio personal y equipada con todo el mobiliario y la tecnología necesarios para que las personas hagan su trabajo de manera eficiente, la oficina ha sido un lugar de encuentro, donde la gente se reúne con un objetivo principal: trabajar.

Durante la COVID-19, esto ha cambiado drásticamente. Para muchas personas, el trabajo ahora se sitúa en sus espacios personales (sus hogares), mientras que otros trabajan en cafeterías, sedes locales como oficinas satélite menores o espacios de trabajo compartidos de uso flexible, o en combinaciones diversas de ubicaciones remotas.

Pero el lugar no es el único eje que está pivotando. Ahora hay mucha flexibilidad en cuanto al tiempo, en cuanto a los períodos en los que las per...


Lynda Gratton

·

Profesora de Prácticas de Gestión y directora del programa Human Resource Strategy in Transforming Companies en la London Business School. Coautora de The 100-Year Life: Living and Working in an Age of Longevity (Bloomsbury, 2016)