Deje respirar a su alianza

Deje respirar a su alianza Deje respirar a su alianza

No se puede predecir con certeza qué puede pasar con una alianza estratégica, pero hay que poner los medios para aprender a gobernarla. Si no se tiene demasiada experiencia en alianzas, la opción puede ser ensayar primero en proyectos de poco riesgo que permitan aprender a colaborar, pero una recomendación es España parece clara: para que una alianza sobreviva hay que dejarla respirar.
Autor: África Ariño y Juán Sebastián Montes