Desarrollo directivo orientado a la empresa: las competencias que impulsan el rendimiento del negocio

Desarrollo directivo orientado a la empresa: las competencias que impulsan el rendimiento del negocio Desarrollo directivo orientado a la empresa: las competencias que impulsan el rendimiento del negocio

Algunos autores se han centrado en la necesidad de reforzar el vínculo existente entre la estrategia de negocio y el desarrollo directivo y de personas. El desarrollo directivo es una importante herramienta estratégica y debería incorporarse a la estrategia de negocio para aumentar la capacidad competitiva de las organizaciones en un mundo complejo y cambiante.

Situar el desarrollo directivo en el núcleo de la estrategia de negocio permite a la organización construir su competencia y crear la organización que aprende, imprescindible para la futura competitividad global.

Estos cambios se están produciendo porque los propios requisitos empresariales están cambiando. Cada vez más, y acertadamente, la presión para reducir los costes de la empresa, para que sea más productiva y para conseguir resultados en una escala temporal más breve se trasmite al mundo del desarrollo directivo. Como consecuencia de ello, los altos directivos se ven obligados a llevar a cabo una evaluación de las implicaciones de la estrategia de negocio en el personal y a desarrollar las acciones de recursos humanos que se espera que influyan en la línea de resultados.

El desarrollo directivo ha tenido una vida fácil. Muchos directivos no saben exactamente qué significa esta expresión, ni han podido obtener una respuesta directa de aquéllos que supuestamente lo sabían –los profesionales–. En el caso práctico que se describe más adelante, unas personas brillantes y elocuentes tenían dificultades para entender qué significaba para ellas el desarrollo directivo, qué quedaba dentro de las fronteras del desarrollo directivo y qué no.

La situación está cambiando. Los víncu los conceptuales bien expresados son sustituidos por la acción sobre el terreno. Las empresas están definiendo el vínculo entre sus estrategias de negocio y lo que esperan de su equipo de personas. Y esto tiene que tener sentido, porque corresponde a las lecciones de la experiencia que todos compartimos.

LECCIONES DE LA EXPERIENCIA

Todos lo sabemos. El directivo sólo pasa un minuto de su tiempo en el "aula". Si sumamos el aprendizaje extraído de las tareas asignadas al extraído de los superiores o de otras personas, aproximadamente el 75% del desarrollo tiene lugar en el puesto de trabajo. Lo que también sabemos, aunque probablemente no esté tan bien documentado, es que buena parte de este aprendizaje tiene lugar de manera fortuita. En pocas palabras,...