Dirigir la creatividad: el arte del liderazgo

Dirigir la creatividad: el arte del liderazgo Dirigir la creatividad: el arte del liderazgo

En los últimos años, el mundo se ha vuelto mucho más complejo; eso es obvio. No obstante, lo que podemos hacer para enfrentarnos a esta mayor complejidad y prosperar en ella dista mucho de ser evidente. La evolución de la economía hacia productos y servicios mucho más inmateriales y basados en el conocimiento presenta una interminable lista de preguntas abiertas. En este artículo abordaremos una de ellas: ¿cuál es el mejor modo de conseguir que los trabajadores del conocimiento logren una producción creativa excelente?

Una nueva fuente de inspiración para el liderazgo y el desarrollo creativo procede del mundo de las artes. A pesar de que han sido una fuente de inspiración durante siglos, en la actualidad se está prestando una mayor atención a aprender de los propios artistas. En nuestro trabajo con artistas y hombres de negocios hemos descubierto dos enfoques clave para aplicar los métodos artísticos a los negocios: el desarrollo de capacidades y competencias artísticas y la habilidad para conceptualizar y crear prototipos. En este artículo examinaremos cómo utilizan los directores de teatro estas habilidades como un posible nuevo modelo para el liderazgo creativo.

DIRIGIR DENTRO DE LOS LÍMITES

La creatividad se puede entender mejor como un "fenómeno de límites": con el fin de lograr que surja algo nuevo, los individuos y los grupos deben entrar en una "zona de límites" en la que el pensamiento y los actos convencionales y vinculados a los hábitos se estiran o se comprimen hasta que surgen ideas o soluciones nuevas o extraordinarias. El espacio en el que esto ocurre puede ser psicológico, físico o ambos. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que no se puede obligar a las personas a ser creativas y en que la "libertad de elección" es un ingrediente importante para la creatividad. De hecho, muchos creen que, cuanta más libertad se dé, mayor será la creatividad. No obstante, pensamos que lo opuesto también es aplicable y que la creatividad necesita, de hecho, límites, pero límites de un tipo especial: limitaciones creativas.

Analicemos un ejemplo del mundo de las artes. La gente del teatro tiene que innovar siguiendo unas limitaciones muy estrictas de tiempo y presupuesto. A pesar de que por lo general se considera que dirigir una obra es un proceso creativo, un análisis más detallado muestra que se trata también de un ejercicio de gestión eficiente de proyectos: hay que tener en cuenta la fecha lí...