El cliente de tu cliente

El cliente de tu cliente El cliente de tu cliente

El mejor valor que se puede ofrecer es ayudar a tus clientes a servir mejor a sus propios clientes. El potencial de mejora no está en las ventas o en los precios, sino en la logística y la tecnología. La nueva consigna ahora es integración de clientes: considerar al fabricante y al cliente con una entidad única, para colaborar estrechamente y así minimizar los costes de transacción y potenciar al máximo el valor del producto cara al próximo cliente de la cadena.
Autor: Marc Fischer