El futuro del liderazgo: el arte de dirigir personas en un entorno de complejidad

El futuro del liderazgo: el arte de dirigir personas en un entorno de complejidad El futuro del liderazgo: el arte de dirigir personas en un entorno de complejidad

En su último libro, Gary Hamel pregunta si hemos llegado al final de la gestión empresarial, afirmando que la "tecnología" de la gestión empresarial ha alcanzado en la actualidad un nivel máximo. "Debemos aprender a coordinar los esfuerzos de miles de individuos sin crear una onerosa jerarquía de supervisores", según Hamel. La gestión empresarial moderna –y de forma más específica el liderazgo– no es un conjunto de herramientas y técnicas; es un paradigma. Este paradigma de liderazgo implica una visión en la que la función esencial de los líderes es dirigir y controlar. Este control se ejerce eliminando la incertidumbre y haciendo frente a las desviaciones negativas del plan supremo. Por tanto, los líderes tienen que comprender todo el sistema, ver sus conexiones, prever las respuestas de la gente y, a partir de aquí, diseñar y ejecutar las intervenciones adecuadas.

¿Qué es el liderazgo? Al igual que todos los términos en las ciencias sociales, el concepto de liderazgo es obviamente arbitrario y subjetivo. Una observación de Bennis sigue siendo tan cierta hoy como lo era en 1959, cuando se publicó: "...el concepto del liderazgo nos elude o aparece en otra forma para burlarse de nuevo de nosotros con su complejidad y su carácter evasivo. Por tanto, hemos inventado una interminable proliferación de términos para lidiar con él. [...] y, aún así, el concepto no está suficientemente definido".

Académicos como Drucker centran el liderazgo en la oportunidad, llevando a cabo acciones y asumiendo la responsabilidad como la manera de lograr un liderazgo efectivo. Otros, como Mintzberg, hacen hincapié en los diferentes modos de pensar que precisa un líder para dirigir con éxito. Sin embargo, algunos otros, entre los que se encuentra Covey, defienden la necesidad de atributos tales como visión, disciplina y pasión; la necesidad de dominar capacidades tales como tener sentido, relacionarse, tener una visión e inventar (tal como propugnan Ancona y sus compañeros); o la necesidad de combinar la humildad personal con la voluntad profesional, como es el caso de Collins. La mayoría de estas influyentes ideas sobre el liderazgo tienen sus raíces en el paradigma actual de gestión empresarial.

Este artículo explora el concepto de liderazgo en el futuro. Al hacerlo, desafiaremos el paradigma predominante de liderazgo. Mientras que los modernos métodos y herramientas del liderazgo y de la gestión empresarial que predominan en la actualidad ...