Escenarios orientados a la toma de decisiones para evaluar los cuatro niveles de incertidumbre

Escenarios orientados a la toma de decisiones para evaluar los cuatro niveles de incertidumbre Escenarios orientados a la toma de decisiones para evaluar los cuatro niveles de incertidumbre

La planificación por escenarios podría parecer la herramienta perfecta para los directivos que tienen que tomar decisiones estratégicas en los turbulentos entornos de negocio de hoy día, poseedores de una elevada incertidumbre. Sin embargo, según una encuesta de Bain & Company, cada vez menos directivos utilizan las herramientas de la planificación por escenarios. ¿Por qué tantas empresas han abandonado la planificación por escenarios en un momento en el que se podría esperar que sería de gran utilidad?

En demasiados casos, los escenarios se han diseñado para explicar visiones a largo plazo, sin tener en cuenta las decisiones a corto. En consecuencia, los altos directivos y los mandos intermedios suelen descubrir que las iniciativas de planificación por escenarios, que requieren mucho tiempo, son distracciones que proporcionan escasa información para las vitales decisiones estratégicas en cuestión. Con demasiada frecuencia, los planificadores de escenarios han dedicado demasiado tiempo a analizar aspectos que la mayor parte de la organización pensaba que no tenían la menor relevancia.

Es probable que estos esfuerzos acaben fracasando porque existe una discrepancia fundamental entre lo que el equipo directivo esperaba lograr y aquello para lo que estaba diseñado el proceso de planificación por escenarios. Los directivos querían escenarios orientados a la toma de decisiones; sin embargo, el proceso estaba diseñado para desarrollar escenarios orientados a la visión.

Los escenarios orientados a la visión ayudan a los equipos de dirección a pensar "fuera de la caja" y a cuestionarse sus suposiciones sobre el futuro. Se emplean principalmente para generar nuevas opciones estratégicas, facilitar el aprendizaje y el diálogo a través de una organización, y desarrollar un compromiso compartido sobre la necesidad del cambio. No obstante, este tipo de escenarios no están normalmente vinculados a ninguna decisión estratégica a corto plazo.

Los escenarios orientados a la toma de decisiones se utilizan para facilitar una elección estratégica bien especificada –una elección en la cual la "mejor" opción no es evidente como consecuencia de la incertidumbre del impacto de dicha elección–. Por ejemplo, los escenarios orientados a la toma de decisiones se han utilizado para ayudar a las empresas a decidir si deben sacar nuevos productos al mercado teniendo en cuenta la incierta demanda de los consumidores y si deben const...