El futuro del trabajo ha llegado antes de lo que esperábamos

El futuro del trabajo ha llegado antes de lo que esperábamos El futuro del trabajo ha llegado antes de lo que esperábamos

LG

Lynda Gratton

Business Review (Núm. 312) · Recursos humanos

La COVID-19 ha acelerado tendencias ya existentes en el lugar de trabajo y ha creado muchos desafíos nuevos. Así pues, ¿en qué punto estamos y qué se debe hacer a continuación?

Mi pasión ha sido el futuro del trabajo, así que supongo que, en ese sentido, ahora ha llegado mi gran momento. Empecé hace más de una década lanzando, desde mi asesoría HSM, el consorcio The Future of Work Research, que desde entonces ha reunido a ejecutivos de más de cien multinacionales de todo el mundo para debatir e imaginar el futuro.

A continuación, publiqué en 2011 The Shift: The Future of Work is Already Here, y hace cinco años desarrollé una asignatura optativa en la London Business School (LBS) sobre el futuro del trabajo. Ha sido un tema que he tenido muy presente.

 

 

El mundo laboral pre-Covid Durante la década siguiente hubo unos cuantos titulares destacados. Como la aceleración de la innovación tecnológica, que se llevará por delante las tareas que pueden automatizarse fácilmente, poniendo el énfasis en las habilidades humanas, desde la empatía emocional hasta la capacidad de razonamiento y la toma de decisiones. O los aumentos extraordinarios en la esperanza de vida –hasta dos años por década–, acompañados por una disminución sustancial en el tamaño de la familia, creando juntos una transición demográfica hacia una población que envejece rápidamente. También la globalización de las redes mundiales de fabricación y suministro y, más recientemente, de las reservas de talento, con un movimiento constante desde los centros rurales hacia los urbanos. Y la velocidad con la que las mujeres se han integrado en el mercado laboral, a veces asumiendo puestos de liderazgo y creando familias en las que ambos padres trabajan, y donde se renegocian los roles parentales tradicionales. Asimismo, solapándose con muchos de estos temas, una creciente necesidad de acelerar la transición energética.

Mirando hacia atrás, siento que en el libro The Shift estaba bien encaminada en algunas de mis ideas (la celeridad de la tecnología, el impacto sobre la familia), pero lo que no fui capaz de prever en ese momento fue la velocidad con la que aumentaría la desigualdad. Y, por supuesto, la palabra “pandemia” no aparecía en el índice.

A partir de 2014 me asocié con mi colega de LBS Andrew Scott (un macroeconomista), para explorar qué implicarían estos cambios para las personas, las empresas y los gobiernos. Juntos escribimos dos libros: The 100-Year Life: Living and Working in an Age of Longevity (publicado en 2016) y The New Long Life: A Framework for Flourishing in a Changing Wo...


Lynda Gratton

Profesora de Management Practice y docente del programa online Future of Work en la London Business School ·