El nuevo papel de los CMO en la era digital

El nuevo papel de los CMO en la era digital El nuevo papel de los CMO en la era digital

En un mundo saturado de información, el márketing tradicional basado en marcas (enfoque único) está perdiendo su capacidad de atraer clientes y garantizar una
elevada rentabilidad de las inversiones en márketing. Los consumidores digitales utilizan múltiples dispositivos y canales (siguiendo el ejemplo de sus hijos), por lo que esperan de las marcas que les ofrezcan siempre la experiencia más relevante, y no dudan en abandonarlas si no reciben lo que quieren. 

Los directores de márketing (CMO) que aceptan esta incuestionable verdad son conscientes de que, para responder a las demandas de los consumidores digitales, hace falta un cambio de cultura en sus departamentos de márketing.

La prioridad ahora debe ser la búsqueda de relevancia, lo que algunos llaman el “factor R”1. La organización de márketing tiene que evolucionar, dejando de lanzar al mercado propuestas de valor de productos y servicios para empezar a crear experiencias que sean contextualmente relevantes para el consumidor en un gran número de posibles canales, como sitios web, redes sociales, búsquedas, tablets, smartphones, quioscos o tiendas. Este cambio tiene profundas implicaciones para el papel de los CMO, sus organizaciones y la forma en que ejecutan proyectos2. Las exigencias que los ejecutivos plantean a sus organizaciones de márketing ya están haciendo que los CMO dediquen más atención a los resultados comerciales y se olviden un poco de las tradicionales comunicaciones de márketing.