El talento artístico y el desarrollo de la estrategia

El talento artístico y el desarrollo de la estrategia El talento artístico y el desarrollo de la estrategia

Esperamos encontrar talento artístico en las bellas artes: la pintura, la danza, la fotografía, la música o la escultura, entre otras. Sin embargo, el talento artístico escapa a estos límites y la mayoría de nosotros lo reconocemos cuando lo encontramos. Podemos verlo en la actuación de un atleta, saborearlo en los platos de un gran chef y escucharlo en las palabras de un líder consumado. A menudo, este reconocimiento genera curiosidad sobre cómo se consigue una actuación tan excepcional y sin esfuerzo aparente.

Intuitivamente, sabemos que el talento artístico implica experiencia, concentración y control, porque las personas que lo poseen muestran dominio de lo que hacen. Al mismo tiempo, sabemos que implica creatividad, espontaneidad e imaginación, porque las personas que lo poseen generan resultados, productos y actuaciones originales, y a menudo sorprendentes, que cuestionan y superan el statu quo.

Al mismo tiempo, el sentido común nos habla de nuestras propias perspectivas: si no mostramos una aptitud inmediata en una disciplina concreta, es probable que el talento artístico nos eluda. Los fracasos iniciales han disuadido a muchas personas de trabajar en busca del talento artístico en las actividades que han elegido. Esto fomenta la creencia común de que es una cualidad misteriosa que sólo puede poseer un reducido grupo de personas superdotadas.

¿Qué signi? ca poseer talento artístico en una disciplina cualquiera? Y, concretamente, ¿qué signi? ca en un empeño competitivo y orientado a los resultados, como la estrategia empresarial? ¿En qué condiciones puede darse el talento artístico? ¿Es una capacidad que puede ser enseñada o aprendida? Y, más importante incluso, ¿cómo puede aprenderse?

EL TALENTO ARTÍSTICO EN LA PRÁCTICA PROFESIONAL

Tres destacados autores académicos hablan directamente de la importancia del talento artístico en diferentes disciplinas profesionales: John Dewey, Donald Schon y Elliot Eisner. Aunque un comentario detallado de estos autores sobrepasaría el ámbito de este artículo, una breve mirada a sus ideas puede sentar algunas bases. Su pensamiento se resume brevemente en las siguientes citas:

"La inteligente mecánica que emplea en su trabajo, su interés en hacerlo bien y encontrar una satisfacción en ello, y el cuidado y el verdadero afecto con los que utiliza sus herramientas conducen a un resultado artístico.
La diferencia entre este trabajador y ...


expand_less