Emprendimiento femenino. Su impacto en la competitividad y desarrollo social de los países

Emprendimiento femenino. Su impacto en la competitividad y desarrollo social de los países Emprendimiento femenino. Su impacto en la competitividad y desarrollo social de los países

Los estudios relacionados con el emprendimiento muestran que la tasa de creación de empresas de un país presenta una relación significativa con su crecimiento económico. Uno de los principales estudios en este campo, el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), que mide el impacto del emprendimiento en las economías de 54 países del mundo, muestra que, aunque existen diferencias nacionales, la opinión general de los encuestados (por encima del 60%) refleja una alta valoración de los emprendedores, porque asocian la creación de nuevos negocios con la creación de nuevas oportunidades de empleo y desarrollo social y económico del país.

Por otro lado, las mujeres constituyen casi la mitad de la fuerza de trabajo y más de la mitad de los estudiantes universitarios. Fomentar el espíritu empresarial de las mujeres es crear una importante fuente de crecimiento económico aún sin explotar. Sin embargo, los líderes de los países o los inversionistas no parecen ser conscientes todavía de las fuentes de competitividad o del alto potencial de crecimiento económico que representan las mujeres.

OPORTUNIDADES Y BARRERAS PARA EL EMPRENDIMIENTO FEMENINO

Según el informe Gender Gap Index del Foro Económico Mundial de 2017, faltan 217 años de promedio para reducir la brecha económica entre mujeres y hombres. El mismo informe señala que la manera más rápida de cerrar la brecha es apoyando el emprendimiento de las mujeres. Lograr la igualdad económica de género significaría un aporte de 12 trillones de dólares a la economía mundial, es decir, aproximadamente un 11% del producto global.

A pesar de los datos incontestables sobre el impacto que el emprendimiento, en general, y el emprendimiento femenino, en particular, pueden tener sobre la competitividad y el desarrollo de los países, sigue habiendo barreras económicas y culturales que limitan la participación de las mujeres en la creación de empresas. En la misma línea, el estudio sobre progreso social de la mujer realizado entre casi 6.000 mujeres en 10 países de América Latina revela que menos del 10% de las mujeres encuestadas se han beneficiado de alguna medida de apoyo económico.

¿Dónde y cómo invertir en el desarrollo de las mujeres emprendedoras?

El último informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM, 2017/2018) muestra algunos datos interesantes. Por un lado, la tasa de emprendimiento femenina es mayor en los países con economías basadas en f...


Camelia Ilie-Cardoza

·

Decana de Educación Ejecutiva y Presidenta del Centro de Liderazgo Colaborativo y de la Mujer en INCAE Business School.