En qué se equivoca –y acierta– Silicon Valley sobre la cultura

En qué se equivoca –y acierta– Silicon Valley sobre la cultura En qué se equivoca –y acierta– Silicon Valley sobre la cultura

Algunas compañías de muy alto nivel han sido últimamente atacadas y maltratadas por los medios. El director general de Uber, Travis Kalanick –un auténtico “chico malo”–, se vio obligado a abandonar la exitosa compañía de transporte compartido que había fundado, debido al entorno machista de la empresa –en el que se incluyen sospechas de acoso sexual– y los conflictos que habían ido surgiendo entre la compañía y los conductores que ofrecen los servicios. Como comentó a un periodista, y confesó a sus empleados, en marzo de 2017, en un correo electrónico de disculpa, “básicamente, tengo que madurar y cambiar mi comportamiento como líder empresarial”.

La niña prodigio de los negocios Elizabeth Holmes –el cerebro detrás de la compañía biotecnológica de análisis de sangre Theranos– solía moverse con una comitiva de cuatro guardaespaldas, y manejaba la empresa controlándolo absolutamente todo y rodeando de secretismo sus operaciones. En cuanto se supo que la tecnología de análisis de sangre que ofrecía su compañía era ficticia, la empresa se desmoronó.

Una tercera historia de desastres surgió en Zenefits, la correduría de seguros de salud a través de Internet fundada y presidida por Parker Conrad, cuya forma de gestionar la empresa –con fiestas como las que se dan en las típicas fraternidades universitarias estadounidenses– y la obsesión de su Junta Directiva por el crecimiento a toda costa (además de la mala praxis de esquivar las regulaciones de seguros) estuvieron casi a punto de hundir la empresa. Cada una de estas firmas había sido una de las “niñas mimadas” de Silicon Valley, y se convirtieron en lo que se ha dado en llamar “unicornios”: compañías valoradas en más de mil millones de dólares.

Cada una de estas compañías –o, al menos, partes fundamentales de ellas– fue víctima de un enfermedad bastante común: una cultura empresarial con deficiencias. “Cultura” es un término sobre el que escuchamos y leemos con frecuencia. Los medios de comunicación más populares, la prensa de negocios y los artículos académicos lo difunden. Los directivos siguen inflando el término, como un globo vacío, en sus discursos e informes anuales. La cultura ha sido hallada culpable de la desaparición de algunas grandes empresas. En muchas compañías, el éxito se atribuye a menudo a la cultura, y con frecuencia se la denomina su “salsa secreta”. Pero, aun así, la cultura es un concepto etéreo sin una definición clara, formulado con una termi...


Jay Rao

·

Profesor de Estrategia e Innovación en Babson College, Wellesley, Massachusetts