Entrevista a Gianfranco Zola:Hablando de Liderazgo

Entrevistas

Entrevista a Gianfranco Zola:Hablando de Liderazgo Entrevista a Gianfranco Zola:Hablando de Liderazgo

¿Cuándo descubrió por primera vez que tenía talento para el fútbol?

Fue en 1984. Tenía 19 años y jugaba para un equipo de Cerdeña llamado Nuorese. Fui allí como joven talento. El primer año jugué dos o tres partidos, pero era prometedor. El segundo año, el equipo fue a la bancarrota, así que me relegaron, y tenía que jugar porque era uno de los pocos jugadores que se quedó en el equipo. Ese año hice una temporada increíble. No me pregunte por qué sucedió, porque no lo sé. Supongo que aprendí mucho el año anterior, porque cuando me surgió la oportunidad, me vino toda esa experiencia. Y ése es el primer momento en el que me di cuenta de que tenía un don.

¿Todavía se pone nervioso antes de los partidos?

Sí. Eso no se pasa nunca.

Usted ha jugado con algunos de los mejores jugadores del mundo. ¿Dudó alguna vez de que estuviera a su altura?

No. Es muy importante tener confianza en las propias habilidades. Tienes que entrar en el campo con confianza. Puede malinterpretarse como arrogancia, pero no lo es; simplemente, tienes que estar seguro de lo que haces. Sabes que eres bueno y sabes que vas a ofrecer resultados. Tienes que tener ese tipo de arrogancia como jugador.

No parece usted arrogante. ¿Es usted modesto?

Ésa es mi actitud natural, porque soy una persona tímida. Pero, créame, por dentro sé que voy a hacer mi trabajo. Si eres tímido, es aún más importante tener confianza, porque si no pareces más pequeño de lo que eres. Pero por dentro sé qué puedo hacer, y sé que lo voy a hacer. Siempre he llevado esa confianza dentro de mí. Es muy importante no dudar nunca de ti mismo. Sales al campo y haces ciertas cosas. Es especialmente importante para un jugador como yo, porque mi modo de jugar al fútbol es bastante arriesgado. Tengo que arriesgarme, o mi juego no será el mismo. Y para poder hacerlo, tengo que estar seguro al 100% de que estoy haciendo lo correcto. Los únicos problemas aparecieron cuando no me sentía así, cuando en lugar de llevar un león dentro llevaba un conejo. Entonces hacía malos partidos.

¿le pareció difícil la transición de jugador a entrenador? sigue siendo fútbol, pero ¿es distinto?

Es cierto: es totalmente distinto. Cuando eres futbolista, tiendes a clasificar las situaciones de cierta manera. Sabes lo que tienes que hacer. Te pasan la pelota, y quizá esquives a un jugador o a dos jugadores y chutes a córner. Pero como e...