¿Está preparada su empresa para el futuro digital?

¿Está preparada su empresa para el futuro digital? ¿Está preparada su empresa para el futuro digital?

Hay cuatro rutas diferentes que pueden tomar las empresas para convertirse  en actores principales de la economía digital. El papel del máximo responsable en  la empresa consiste en determinar cuál de estos caminos seguir y con qué  agresividad avanzar.

En su adecuación para el futuro, muchas empresas grandes y consolidadas se están embarcando en el viaje hacia la transformación comercial de su negocio, a menudo sin saber exactamente a dónde se dirigen. En este artículo mostraremos cuatro rutas posibles para esa transformación y examinaremos sus pros y sus contras. Sin embargo, el objetivo no es tanto la transformación digital como, más bien, la transformación empresarial: utilizar las posibilidades digitales para transformar una empresa tradicional en una empresa que funcione a la perfección en la economía digital. Definiremos estas empresas como listaspara-el-futuro.  

En 2015 y 2017 realizamos un estudio entre varios cientos de empresas1, para analizar tanto las capacidades que se precisaban para la transformación como su impacto en el rendimiento. También mantuvimos conversaciones con más de cincuenta directivos para conocer sus experiencias con la transformación digital de la empresa. Los encuestados representaban una amplia variedad de sectores industriales, con la producción, los servicios financieros y el software y los servicios de tecnología de la información como sectores principales. Según nuestro análisis, las empresas listas-para-el- futuro tuvieron un rendimiento mucho mejor que sus equivalentes industrialmente más tradicionales. Pero también descubrimos que, incluso dentro de un único sector industrial, las empresas pueden seguir caminos diferentes para convertirse en listaspara-el-futuro. Este artículo analiza cuatro bancos que han tomado rutas distintas: Danske Bank, mBank, BBVA e ING. 

CONVERTIRSE EN LISTAS-PARA-EL-FUTURO

Convertirse en lista-para-el-futuro requiere cambiar la empresa en dos dimensiones: la experiencia del cliente y la eficiencia operativa • Listas-para-el-futuro. Las empresas listas para el futuro son capaces de innovar para atraer y satisfacer a sus clientes y, al mismo tiempo, reducir costes. Su objetivo es satisfacer las necesidades de los clientes, más que tratar de “venderles” productos, y los clientes pueden esperar recibir una buena experiencia sin importar el canal de entrega de servicios que elijan. Por el lado de las operaciones...