Estrategias de pensamiento para adaptarse a la era de la incertidumbre

Estrategias de pensamiento para adaptarse a la era de la incertidumbre Estrategias de pensamiento para adaptarse a la era de la incertidumbre
Business Review · TIC

Si el barbero afeita sólo a aquéllos que no se afeitan así mismos, ¿quién afeita al barbero? No puede ser el propio barbero, puesto que él sólo afeita a aquéllos que no se afeitan a sí mismos. No puede ser otra persona, porque el barbero afeita a todos aquéllos que no se afeitan a sí mismos. El experto en lógica al que puede pedir ayuda con este dilema le dirá que esto es un ejemplo de una paradoja, un silogismo que parte de premisas verdaderas y lleva a conclusiones que no se sostienen. ¿Qué hacer? ¿Qué pensar? La solución a la paradoja es que ese barbero no existe. Para llegar a esta solución, sin embargo, hay que liberarse de las ataduras de la formulación del problema y hay que tener en cuenta el modo en que el problema está formulado para ser resuelto.

Los gestores se ven atrapados a menudo en sus propias formulaciones de los problemas. Para cambiar el enfoque es necesario verlo desde diferentes perspectivas. Si queremos formar a los líderes del sector empresarial, necesitamos enseñarles las habilidades necesarias para formular nuevos problemas que sustituyan a los antiguos. Las nuevas formulaciones a menudo se basan en nuevas formas de ver, nuevas disciplinas y nuevos supuestos.

Por desgracia, la formación empresarial está muy dividida en especialidades, cada una de ellas monopolizada por disciplinas muy antiguas: finanzas, operaciones, economía, contabilidad, comportamiento de las organizaciones, estrategia tecnológica etc. En clase de finanzas los futuros líderes de empresa resuelven problemas de finanzas; en clase de operaciones, resuelven problemas de operaciones. No obstante, los problemas del mundo real a menudo exigen resolver problemas de ingeniería en un contexto de operaciones, problemas de programación en contextos de hardware y problemas de psicología en contextos económicos.

¿Cuáles son las habilidades cognitivas y metacognitivas (es decir, las formas en las que pensamos nuestros pensamientos y creemos nuestras creencias) que hacen falta para abordar la "nueva economía"? En este artículo se defiende una nueva forma de ver el pensamiento y el aprendizaje. Para ello nos basamos en nuestro estudio sobre las formas en que la gente cree sus creencias.

Sostenemos que estar comprometido cognitivamente con una idea o una teoría no es positivo, sino una mala influencia que hace que nos anquilosemos en las diferentes disciplinas tradicionales, que nos atrapan en sus redes. Liberarse de un comprom...