Gestión de personas y tendencias del mercado laboral

Gestión de personas y tendencias del mercado laboral Gestión de personas y tendencias del mercado laboral

Una gestión adecuada de personas es aquélla que está alineada con la estrategia de negocio, la cultura deseada y las circunstancias del mercado laboral en el que se opera.

El mercado laboral es un "mercado" en el que existe una oferta (los empleados que ofrecen su tiempo y su disposición a trabajar), una demanda (las organizaciones que necesitan trabajadores para desarrollar los procesos de negocio y conseguir implantar sus estrategias) y un precio (salarios y otros elementos menos tangibles que ofrecen las organizaciones). La peculiaridad de este mercado con respecto a otros, como el de bienes y servicios o el financiero, es que el vendedor y el "objeto" que se va a vender (el trabajo) son la misma cosa.

En la actualidad, el mercado laboral español se encuentra en un importante proceso de transformación a causa de distintos factores demográficos, sociales, económicos y legislativos. Este cambio contiene tendencias estructurales claras, aunque, para generar más confusión, las circunstancias coyunturales se muestran con signos opuestos.

Este drástico proceso de cambio ha provocado una nueva realidad en la gestión empresarial y es necesaria una renovación de las políticas de gestión de personas. Veamos con detenimiento los elementos fundamentales en los que se basa este cambio en las tendencias.

REDUCCIÓN DE LA NATALIDAD

España ha pasado en un período de apenas veinticinco años de ser el país de Europa con las mayores tasas de natalidad a ser el país del mundo con la tasa más baja, en el año 1998. Esta tendencia a la baja ha sufrido desde entonces una ligera recuperación, gracias al nacimiento de hijos de madres inmigrantes, pero todavía no se registra el valor 2,1 que se considera suficiente para el relevo generacional, una cifra difícilmente recuperable en el futuro.

Además de reducirse el número de hijos, la mujer española los tiene a una edad más tardía. Así, en 1975 se tenían muchos hijos (casi tres por mujer) y se tenían a una edad media que oscilaba entre los veinticinco y los veintinueve años. En 1985 (antes del cambio de tendencia producido por la incorporación de la mujer al mercado de trabajo) se redujo ya el número de hijos por mujer (el cambio de tendencia se inicia en 1979), pero se tenían los hijos a la misma edad. En 1995 se vuelve a reducir el número de hijos por mujer y se tienen cerca de los treinta años. En la actualidad la media está en torno a 1,4 y se tienen ...