Gestión del talento en una organización conectada en red

Gestión del talento en una organización conectada en red Gestión del talento en una organización conectada en red

Los líderes y los profesionales de recursos humanos están buscando formas de generar más valor por parte de sus empleados, desde el momento en que encontrar nuevos enfoques para optimizar el talento es un aspecto vital del rendimiento organizacional. Hackett Group, una empresa consultora centrada en la mejora de las operaciones, señala que las organizaciones que destacan en la gestión del talento aumentan sus ingresos casi un 18 %, además de mejorar el rendimiento operacional y de los procesos. Asimismo, Towers Watson, una destacada consultora de recursos humanos, informa de que las empresas con programas integrados de gestión del talento alineados con las operaciones y la estrategia de negocio tienen mayores probabilidades de ser más rentables.

Las organizaciones podrían obtener incluso mayor valor de sus inversiones en la gestión del talento si se centraran en la colaboración, un componente crítico de la efectividad de los empleados. Un reciente estudio de IBM concluye que las organizaciones sumamente rentables (tomando como parámetro el beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) tienen un 57 % más de probabilidades que otras empresas de proporcionar a sus equipos internacionales herramientas colaborativas y de redes sociales. McKinsey & Company también indica que las organizaciones conectadas en red logran una mayor cuota de mercado y mayores beneficios que otras menos conectadas.

Los ejecutivos senior deberían reflexionar sobre el diseño, el desarrollo y la facilitación de redes tanto como han reflexionado sobre la estructura corporativa y la presentación de informes. Sin embargo, no es tarea sencilla. La gestión del rendimiento y del diseño del puesto de trabajo, por ejemplo, se suelen basar en la responsabilidad individual pese al hecho de que la mayor parte del trabajo es hoy colaborativo. Del mismo modo, los flujos de trabajo y los procesos de decisión no están, por lo general, diseñados para reflejar la naturaleza colaborativa del trabajo y la innovación. Además, las prácticas de gestión del talento suelen centrarse en las competencias y las experiencias individuales, obviando la vital importancia de las redes de contactos de los empleados.

Con el propósito de analizar de qué modo las prácticas de talento pueden mejorar la colaboración en las organizaciones, se procedió a analizar qué hacen las empresas para optimizar la colaboración y las redes informales mediante los procesos ...