¿Globalización o localización? La perspectiva de gestión del capital humano

¿Globalización o localización? La perspectiva de gestión del capital humano ¿Globalización o localización? La perspectiva de gestión del capital humano

La internacionalización del negocio es una realidad para muchas empresas; aunque existen grandes diferencias en cuanto a la estrategia, la escala y el ámbito, todo proceso de expansión internacional requiere una gestión eficaz del capital humano internacional. En este artículo abordamos el debate entre globalización y localización, desde la perspectiva de gestión del capital humano, con el propósito de identificar los aspectos clave a considerar en la propia organización y en función de los países donde opera, así como los beneficios y retos de la globalización. Evaluaremos el impacto en distintas áreas de la gestión del capital humano, desde la cultura corporativa y estructura organizativa hasta la gestión del talento y procesos de gestión de personas, para valorar cuándo conviene adaptar o alinear los procesos para crear valor. Por último, consideraremos cómo optimizar los servicios que ofrece la Dirección Internacional de Recursos Humanos.

La internacionalización de los negocios representa, sin duda, un cambio estructural en los mercados. La tecnología ha contribuido, ante todo, a la creación de un mundo de negocios interconectado 24/7, y el auge de los mercados "emergentes" supone un replanteamiento del entorno de negocios. Los mercados emergentes suponen una proporción cada vez mayor de las importaciones en el mundo, lo cual representa una gran oportunidad de negocio para empresas europeas y estadounidenses. Pero también compiten en la producción de bienes y servicios y como proveedores de tecnología, ya no sólo de mano de obra barata. Tienen cada vez más profesionales cualificados, aunque la demanda de perfiles especialistas y directivos supera la oferta. Un estudio reciente de McKinsey muestra que los mercados emergentes asiáticos representarán en breve más del 30% de las ventas de las empresas encuestadas, pero sólo el 2% de su "top talent" global estaba localizado en estos mercados. La realidad es que la gestión internacional del capital humano evoluciona más despacio que los mercados y la tecnología.

 

SER O NO SER UNA EMPRESA GLOBAL

En este entorno, mucho más complejo y rápido que hace 15 años, conviene plantear una pregunta de partida: ¿qué es ser una empresa global? Hay grandes empresas multinacionales que no son globales y otras de tamaño medio que sí lo son; el factor diferencial no es necesariamente el tamaño, sino la estrategia y la gestión.

La globalización implica una ...