Hacia la excelencia de la empresa inexistente

Hacia la excelencia de la empresa inexistente Hacia la excelencia de la empresa inexistente

En el siglo XXI, la persona vuelve a ser un \"agente libre\". La lealtad es, en primer lugar, para uno mismo; en segundo lugar, para el oficio; y en tercer lugar, para el empleador. Los trabajadores del conocimiento del siglo XXI llevan su bien más valioso dentro de sus mentes. Si se les ignora o no se les valora, no dudaran y abandonarán su empleo. Cuando estos trabajadores se van, se llevan valiosos activos de la empresa con ellos, acciones en forma de ideas y habilidades.
Autor: Don Yates y Mark Davis