Henry Mintzberg: "Las empresas actuales están excesivamente obsesionadas por el liderazgo"

Entrevistas

Henry Mintzberg: "Las empresas actuales están excesivamente obsesionadas por el liderazgo" Henry Mintzberg: "Las empresas actuales están excesivamente obsesionadas por el liderazgo"

Henry Mintzberg considera que hay ocasiones en las que la gestión se idealiza como un trabajo que debería consistir, básicamente, en una planificación y elaboración de estrategias en abstracto, pero afirma que muchas de las estrategias más interesantes surgen cuando los directivos se ocupan de las pequeñas tareas cotidianas. Además, la naturaleza del trabajo de gestión se centra en la acción y está llena de interrupciones. También cree que se suele subestimar la importancia que tiene la gestión cuando se concibe como el equivalente menos elegante del liderazgo.

En su nuevo libro, Managing, Mintzberg trata de corregir esos malentendidos. Ofrece una imagen de la gestión como trabajo que, necesariamente, entraña una amplia variedad de funciones y acciones, en el que establecer vínculos con colegas de otras áreas de la organización, y con asociados ajenos a la organización, suele ser una parte tan importante como la de gestionar a los subordinados. Considera que los directivos hacen las cosas en tres planos: acción, personal e información, y que ocupan puestos que varían mucho en función del tipo de organización en el que trabajen.

Martha E. Mangelsdorf: Usted considera que las empresas actuales están excesivamente obsesionadas por el liderazgo. ¿A qué cree que se debe este hecho?

Henry Mintzberg: Bueno, desde que se estableció la distinción entre liderazgo y gestión, de una u otra manera se asumió que el liderazgo era lo importante y que la gestión consistía en las tareas monótonas y rutinarias, con lo que la atención se centró en el liderazgo. Mi opinión es que la gestión sin liderazgo es desalentadora o descorazonadora. El liderazgo sin gestión, por su parte, es inconexo, porque si se lidera sin gestionar no se sabe qué está pasando. La gestión es la que establece el vínculo entre la persona y lo que está pasando. Conceptualmente, es posible establecer las diferencias entre liderazgo y gestión, pero en la práctica es mejor no hacerlo.

En otras palabras, lo que está diciendo es que la gestión y el liderazgo son, en realidad, dos caras de la misma moneda.

Sí, indudablemente, por lo menos en lo relativo a las organizaciones. Incluso en la esfera política, sospecho, pero no nos adentremos en ese terreno.

Y, además, son protagonizadas por las mismas personas.

Sí, absolutamente.

Una de las cosas que señala en su nuevo libro es su creencia de que en este momen...