Implementar un plan de aprendizaje contra la incertidumbre de los proyectos

Implementar un plan de aprendizaje contra la incertidumbre de los proyectos Implementar un plan de aprendizaje contra la incertidumbre de los proyectos
Business Review (Núm. 169) · Habilidades directivas

En el desarrollo de nuevos productos, la mayor parte de los enfoques de los directivos dan por sentada una elevada ratio de certezas con respecto a las incógnitas, y la mayor parte de las planificaciones definen vías establecidas a través de etapas de desarrollo y cauces de decisión. De hecho, una consecuencia del interés sobre la calidad y la excelencia operacional es que las empresas tienden a evitar las situaciones inciertas y se resisten a la experimentación del mercado. Sin embargo, este tipo de enfoques son contraproducentes para cualquier proyecto que tenga el potencial de generar verdaderas innovaciones disruptivas (es decir, las que presentan un potencial de características de rendimiento totalmente nuevas, mejoras hasta cinco veces superiores en las características de rendimiento conocidas y/o una reducción del 30% o superior en el coste), las cuales, por definición, están plagadas de un elevado grado de incertidumbre.

De hecho, cuando se les preguntó cómo gestionaban los proyectos de innovación radical, los encuestados procedentes de una gran variedad de empresas y sectores expresaron dificultades a la hora de estructurar y definir las incertidumbres a las que tienen que hacer frente y los enfoques que podrían utilizar para atacar tales incertidumbres (véase el cuadro 1). En este artículo ofrecemos un marco, denominado "plan de aprendizaje", que permite a las empresas gestionar las innovaciones revolucionarias reconociendo explícitamente que los equipos actúan sobre la base de supuestos, en lugar de sobre hechos conocidos.

ENFOQUES DE PLANIFICACIÓN ANTE LA INCERTIDUMBRE

En las compañías consolidadas, los proyectos de innovación radical sobreviven por lo general durante mucho tiempo sin ser detectados por los radares de la alta dirección, alimentándose de los recursos obtenidos a través de redes informales y de voluntarios de esa causa. No obstante, en última instancia, estos proyectos deben salir a la luz, someterse a examen y competir por recursos. Resulta lógico pensar que deberían recibir la atención de la dirección lo antes posible para así reducir el tiempo de desarrollo y utilizar de la forma más eficiente los recursos para el desarrollo. Por tanto, ¿por qué no ocurre así por lo general? Porque la financiación y el compromiso organizacional requieren un plan de negocios que refleje un nivel de certidumbre que simplemente es imposible de alcanzar a lo largo de gran parte del ciclo de vida de un proyect...