Internacionalizarse o renacionalizarse

Internacionalizarse o renacionalizarse Internacionalizarse o renacionalizarse

El mundo vive un momento de contradicción entre dos tendencias cuando se habla de relaciones internacionales y de comercio exterior en general. Por un lado, la mayor parte de las compañías tienen, entre sus planes, de una o de otra forma, profundizar en los mercados internacionales, ya sea con presencia directa, a través de distribuidores o a través de otros canales, como el comercio electrónico transfronterizo. Por otro lado, algunos de los países más internacionalizados del mundo, con mayor peso de las exportaciones dentro de su PIB, parecen haber elegido la senda de la "renacionalización" de sus economías. Esto es una muestra de la creciente desconexión entre tres mundos: los gobiernos, la ciudadanía y las empresas, que, en el fondo, acaban dando empleo a esa misma ciudadanía, en muchos casos, gracias a negocios internacionales. Cuestiones como el brexit o las nuevas tendencias políticas en EE. UU. van a provocar una serie de cambios importantes en las políticas de internacionalización de las compañías, con un resultado incierto.